Durante un brindis durante una fiesta organizada por el billonario estadounidense Ernie Boch Jr. en su mansión de Massachussets, la duquesa de York pronunció un discurso en el que aprovechó para piropear a su exmarido: "Sí, sigo viviendo en el Royal Lodge con mi apuesto príncipe, que es el príncipe más guapo de todos", decía ante la sorpresa de los asistentes.

Unas palabras que confirman y alimentan los rumores de que los duques de York han retomado su relación e incluso planean volver a casarse. Pero nada más lejos de la realidad, un incendio en su casa fue la causa de que en 2008 el duque de York acogiera a su exmujer en su nuevo hogar. "Si no hubiese sido por él, no tendría casa", aseguró en una entrevista concedida en 2011 al canal de Oprah Winfrey. Y es que no es ningún secreto que la expareja mantiene una magnífica relación a pesar de que decidiera divorciarse en 1996.

Artículo relacionado

Pero el discurso no se quedó ahí: "Solo estoy repasando lo que dicen los periodistas, y como están todos aquí, he pensado que podría completarlo todo", ha bromeado. El Royal Lodge es una de las casas que la familia real británica posee en Windsor y que la reina Isabel II cedió a su hijo Andrés en 2004.

Finalmente, también quiso hacer un repaso por las vidas de sus dos hijas: "A quien le pueda interesar Beatriz está genial Tiene un novio maravilloso y no, no están prometidos", y es que desde hace algunas semanas se habla de la inminente pedida de mano de la joven.

Con respecto a Eugenia dijo: "está maravillosamente bien. Se casó el año pasado en el Castillo de Windsor y enseñó su cicatriz como una marca de honor y no, no está embarazada".