El escándalo ha salpicado a la Familia Real inglesa y de forma especialmente significativa tras la entrevista del príncipe Andrés, hermano de Carlos de Inglaterra, en la BBC para hablar sobre el Caso Epstein y en el que más que aclarar aún echó más leña al fuego, según la prensa británica.

Artículo relacionado

El segundo hijo de la reina Isabel II de Inglaterra negó cualquier implicación en una agresión sexual y, para muchos, no mostró ningún pesar por el sufrimiento de las víctimas de Jeffrey Epstein, quien el pasado mes de agosto se suicidara en la cárcel. El duque de York ha sido señalado directamente por una chica que ha asegurado que fue obligada a mantener relaciones sexuales con él hace 18 años cuando aún era menor. Información que este ha negado pero que aún así lo han puesto en el disparadero mediático.

Si bien la prensa británica ha publicado que Isabel II está muy molesta con su hijo ha llamado la atención el paso que ha dado Sarah Ferguson, la exmujer del duque. El matrimonio estuvo casado durante diez años y tuvieron dos hijas y desde que se divorciaron en 1996 han mantenido una relación muy peculiar. Ferguson no ha dudado ni un momento en echar el cable al padre de sus hijas y con unas palabras llenas de amor.

Sara Ferguson Instagram andrés inglaterra

Sarah Ferguson ha defendido en sus redes sociales, tanto en Twitter como en Instagram, que su ex marido es "un verdadero caballero" y que "siempre habla desde el corazón". Así, junto a varias fotografías del príncipe, ha compartido: "Estoy profundamente orgullosa de sus principios, siempre se mantiene firme en su honor y su verdad. Durante años ha cumplido con sus obligaciones por Gran Bretaña y la corona. Es hora de que Andrés se mantenga firme (...) Estaré con él en cada paso que dé, siempre hemos camino juntos, él para mí y yo para él, y somos el mejor ejemplo para nuestras hijas".