Tras un fin de semana de lo más ajetreado que ha estado marcado por su visita a La Palma, la reina Letizia se ha desplazado este martes hasta León para conmemorar el Día Mundial de las Enfermedades Raras en un acto oficial organizado por la Federación Española de Enfermedades Raras (Feder), de la que es presidenta de honor. Una nueva aparición pública que ha dejado todo tipo de anécdotas y de la que la mujer de Felipe VI no se ha vuelto con las manos vacías.

Artículo recomendado

La reina Letizia recupera la falda plisada que más estiliza su figura

La reina Letizia recupera la falda plisada que más estiliza su figura

En una mañana marcada por la calima que ha teñido de polvo León, aunque los servicios de limpieza han intentado de que se notara lo más mínimo, la reina Letizia ha llegado al auditorio de la ciudad con menos presencia pública de la habitual.

Letizia
GTRES

A las puertas le esperaban cuatro representantes de la Plataforma del soterramiento del tren del municipio Trobajo del Camino, que han dado un libro sobre la historia del pueblo a los representantes de Feder para que la reina se lo llevara como regalo de su paso por el lugar, según recoge ‘El diario de León’. Lo hicieron, además, junto con un manifiesto con el que esperan que la mujer de Felipe VI conozca el problema ferroviario que sufre esta localidad, perteneciente a San Andrés del Rabanedo.

Este no ha sido el único guiño que se ha llevado la reina durante su visita a León. Ya dentro del auditorio, la periodista Lourdes Maldonado, que ha ejercido de maestra de ceremonias, ha querido hacer referencia al pasado como periodista de la monarca con una significativa frase: “No hay nada que nos gusta más a los periodistas que dar buenas noticias, lo sabe bien Su Majestad la Reina que conoce bien esta profesión”.

Artículo recomendado

El emotivo y espontáneo abrazo de la reina Letizia a un vecino de La Palma

El emotivo y espontáneo abrazo de la reina Letizia a un vecino de La Palma

Durante el acto, además, el alcalde de León ha querido dar la bienvenida a la reina Letizia “a su reino”, en un claro guiño a la mujer de Felipe VI, quien seguro se ha sentido como en casa en el lugar.