Cuando media España está sorprendida con la llegada de la calima, la reina Letizia ha comenzado su agenda pública este martes con un viaje a León con motivo del 'Día Mundial de las Enfermedades Raras'. La consorte era captada por los fotógrafos a su llegada al Auditorio 'Ciudad de León', cuyos habitantes la recibían con aplausos que ella no ha dudado en responder con una sonrisa.

Artículo recomendado

El emotivo y espontáneo abrazo de la reina Letizia a un vecino de La Palma

El emotivo y espontáneo abrazo de la reina Letizia a un vecino de La Palma

Después de su viaje a La Palma donde mostró su faceta más cariñosa, doña Letizia ha vuelto a echar mano de su fondo de armario y ha dado una segunda vida a la falda plisada en negro y rosa de la firma británica Reiss que ya nos enamoró cuando la estrenó en marzo de 2020. Si bien aquel día la combinó con una camisa satinada en color rosa, esta vez ha optado por un sencillo jersey también de color rosa empolvado a juego con la falda.

Letizia

La reina Letizia llega a León

GTRES

De largo midi, esta falda plisada posee un potente 'efecto fit' gracias a la forma en la que plantea la fusión entre el negro y el rosa. El truco está es dejar el tono más oscuro en la zona de las caderas y presentar el más claro en la parte del bajo, sobre todo, si como la de Letizia es una falda con vuelo. De este modo, la Reina consigue que sus caderas se estrechen visualmente y luzca aún más estilizada si cabe.

Artículo recomendado

La reina Letizia más casual, con jeans de campana y camisa blanca, en La Palma

La reina Letizia más casual, con jeans de campana y camisa blanca, en La Palma

Respecto a los complementos, la madre de Leonor y Sofía ha vuelto a dejarse el bolso en casa para gozar de mayor libertad y optaba por unos salones rosa empolvado. Sin sorpresas con respecto a las joyas, ha lucido unos aros de oro de tamaño medio y anillo de Karen Hallam, su dúo favorito en los últimos meses.