La reina Letizia está haciendo frente a una semana muy literaria. Este miércoles 12 de abril, ha acompañado a Felipe VI a Valencia para hacer entrega del Premio de Literatura en Lengua Castellana Miguel de Cervantes 2020. Todo después de que la noche anterior acudiera en solitario a otros galardones, los Premios SM El Barco de Vapor y Gran Angular, que este año han recaído en Beatriz Osés, por su obra Un bosque en el aire, y Chiki Fabregat, por El cofre de Nadie.

Artículo recomendado

La reina Letizia apuesta por el naranja con el dos piezas de Zara que agotó en horas

La reina Letizia apuesta por el naranja con el dos piezas de Zara que agotó en horas

Una ocasión en la que la reina Letizia sorprendió al hacer referencia a una de las autoras neoyorquinas más aclamadas. En concreto, la mujer de Felipe VI se ayudó de una frase de Fran Lebowitz durante su discurso. “Fran dice: ‘pensar antes de hablar y leer antes de pensar’”, aseguró, en la que es su primera cita a esta escritora.

Reina Letizia

La reina Letizia recupera el vestido de Sandro que comparte con Sonsoles Ónega

GTRES

La reina Letizia por lo tanto parece tener un nuevo descubrimiento. Aunque Lebowitz no publica un libro desde 1994, está muy de actualidad gracias al documental Pretend it’s a City, que Netflix estrenó el pasado enero. En él, la autora charla con Martin Scorsese, con quien critica Nueva York y se sincera sobre su forma de vida.

Natural de Nueva Jersey, Lebowitz llegó a Nueva York con 18 años y un claro objetivo: convertirse en escritora. Para ello tuvo que trabajar antes como limpiadora, chófer o taxista, hasta que como 21 años comenzó a colaborar para la revista Changes, para dar el salto a Interview.

Artículo recomendado

Letizia vs Kate: las claves por las que los Cambridge triunfan en redes y los Reyes no

Letizia vs Kate: las claves por las que los Cambridge triunfan en redes y los Reyes no

La escritora publicó su primer libro en 1978, Metropolitan Life, al que siguió Social Studies en 1981. Contundente y muy radical con sus opciones, Lebowitz vive alejada de las nuevas tecnologías (no tiene móvil ni ordenador) y no publica un libro desde 1994 (que fue infantil). Además, se mantiene fiel a su característica estética masculina.