Kate Middleton y el príncipe Guillermo están dispuestos a convertirse en los reyes de las redes sociales. Con su objetivo de modernizar la casa real británica en mente, los duques de Cambridge han hecho de sus perfiles en Instagram o Twitter su mejor escaparate. Prueba de ello es que el nieto de Isabel II y su mujer dedican mucho tiempo a su política de comunicación y no dejan nada al azar.

Artículo relacionado

Esta misma semana, Kate Middleton y el príncipe Guillermo han llevado a cabo dos significativos movimientos en las redes sociales. En el caso de Instagram y Twitter, han optado por cambiar su usuario, que antes era @KensingtonRoyal, por uno mucho menos formal, @DukeandDuchessofCambridge, y han puesto una nueva fotografía de perfil en la que ambos aparecen sonriendo. Además, también han dado el salto a YouTube, una red social en la que se estrenaban con un video de lo más divertido.

Sin embargo, la familia no triunfa en las redes sociales por estos movimientos, sino que también se distingue por compartir momentos íntimos, como el vídeo que subieron el día de su décimo aniversario; fotografías de los más pequeños de la casa; e incluso imágenes de las actividades que llevan a cabo juntos, como una imagen de sus tardes de repostería . Todo ello gracias a que Kate Middleton se ha convertido en la fotógrafa oficiosa de los Cambridge.

Lejos de la regia institución real británica, Kate y Guillermo han demostrado que se puede triunfar en las redes sociales, donde, en el caso de Instagram, cuentan con más de 12 millones de seguidores y no paran de crecer.

Artículo relacionado

Una estrategia de la que parece no querer ni oír hablar en Zarzuela. Frente a los duques de Cambridge, los reyes Felipe y Letizia tan solo tienen perfiles oficiales en Twitter y YouTube. En ellos, comparten toda la actividad institucional que realizan, como vídeos de actos públicos o imágenes, pero nada más allá de su trabajo.

Ni felicitaciones por cumpleaños, ni imágenes más personales dentro de palacio o con sus hijas, ni fotografías de su tiempo libre. Nada. Por ello, no es de extrañar que Kate y Guillermo doblen en seguidores a don Felipe y Doña Letizia.