¡Lo ha hecho! La reina Letizia se ha marcado un plan improvisado y, por una vez, se ha desviado del camino marcado por su apretada agenda oficial con la Casa Real. La madre de la princesa Leonor se enfrenta a unas semanas de gran trabajo: viaje al extranjero, actos en solitarios... Letizia está a tope pero ha sacado un hueco para disfrutar de su soledad. Hace apenas unas semanas, la experiodista se enfrentaba a uno de sus eventos preferidos y acudía a la Feria del libro de Madrid organizada en el céntrico Parque de El Retiro. La Reina, como buena amante de la cultura, algo que ha querido inculcar en sus hijas, no tenía reparos en saludar a todos los libreros y escritores que se congregaron allí. Entre los libros por los que mostró más interés, se encuentran 'Los años extraordinarios' de Rodrigo Cortés y 'El olvido que seremos' de Héctor Abad Faciolince... Pero ojo, porque doña Letizia ha regresado a las casetas y lo ha hecho completamente de incógnito.

Artículo relacionado

Mientras que la princesa Leonor ha vivido su primera fiesta multitudinaria en el UWC Atlantic College, la reina Letizia ha disfrutado de un plan completamente en solitario. Tal y como ha apuntado Jaleos, el pasado viernes 24 de septiembre la mujer de Felipe VI hizo acto de presencia, otra vez, en El Retiro con un look con el que pasó completamente desapercibida entre la muchedumbre. Unos jeans, unas blusa básica, una mascarilla y unas gafas de sol XXL firmadas por Carolina Herrera, son las prendas con las que firmó un outfit perfecto para evitar ser reconocida.

Eso sí, no estuvo sola. Dos personas de seguridad y de su total confianza le acompañaron durante todo el recorrido. ¿Quién se iba a imaginar que la Reina iba a visitar de nuevo la Feria del Libro como una ciudadana de a pie más?

Artículo relacionado

Este paso al frente de la íntima amiga de Sonsoles Ónega ha dejado perplejo a más de uno pero la realidad es que Letizia también necesita planes así. Sin prensa, sin prisas, observando todo lo que ocurre a su alrededor y disfrutando de una de sus mayores pasiones, la lectura. Además, sabemos qué es lo primero que hizo: la madre de Leonor y Sofía se acercó a unos de los puestos para saber de primera mano cómo iban las ventas de 'Los años extraordinarios', el libro escrito por Rodrigo Cortés, uno de sus amigos y publicación por la que más se interesó durante su primera aparición.

Este breve anonimato le ha sentado a las mil maravillas pero atención porque no es la primera vez que hace algo así. Por su 49 cumpleaños, Letizia invitó a su hija pequeña, la infanta Sofía, y a su marido a degustar un menú indio para festejar ese día tan especial. Un restaurante al que ya habían ido en otras ocasiones.