Desde que Isabel II expresara el pasado domingo su deseo de que Camilla de Cornualles se convierta en reina consorte cuando su hijo ascienda al trono, se ha hablado mucho sobre qué ocurrirá cuando llegue este momento. Aunque tras 70 años de reinado la monarca continúa al pie del cañón, la institución quiere estar preparada para cuando llegue este triste acontecimiento y ha comenzado por aclarar en qué lugar vivirá cada miembro de la institución.

Artículo recomendado

Camilla será la primera reina divorciada de la monarquía británica, por deseo de Isabel II

Camilla será la primera reina divorciada de la monarquía británica, por deseo de Isabel II

Según ha publicado el ‘Daily Mail’, pese a que durante mucho tiempo se especuló sobre la posibilidad de que el palacio de Buckingham dejara de ser la residencia oficial del soberano para convertirse en una especie de museo histórico, lo cierto es que el príncipe de Gales tiene la firme intención de mudarse a ese lugar en canto se convierta en rey ya que considera que es “un símbolo visible de la monarquía de Londres y, por lo tanto, debe ser su hogar”.

Kate Middleton, el príncipe Guillermo, el Príncipe Carlos y Camilla de Cornualles

Kate Middleton, el príncipe Guillermo, el Príncipe Carlos y Camilla de Cornualles, en una imagen de archivo

GTRES

Una mudanza que podría truncar los planes de Kate Middleton y el príncipe Guillermo. Según publican varios medios británicos, los duques de Cambridge estarían valorando mudarse al castillo de Windsor para vivir así en la naturaleza y estar más cerca de la residencia actual de Isabel II. Sin embargo, en el caso de que el príncipe Carlos se fuera al palacio de Buckingham, quedaría libre su actual residencia, Clarence House.

Artículo recomendado

El príncipe Carlos da el último parte de salud de Isabel II: "A los 95 no es todo tan fácil"

El príncipe Carlos da el último parte de salud de Isabel II: "A los 95 no es todo tan fácil"

Por lo tanto, Kate Middleton y el príncipe Guillermo tendrían la opción de ocupar la casa que es en la actualidad residencia del príncipe Carlos y Camilla de Cornualles y que antes lo fue de Isabel II y el duque de Edimburgo. Para ello, eso sí, habrá que esperar, porque no se trata del futuro más inmediato, sino de las posibilidades que se abrirán ante ellos cuando se conviertan en príncipes de Gales, tras la muerte de Isabel II.