Durante la entrega de premios WellChildel príncipe Harry y Meghan Markle han dado varios detalles sobre el pequeño Archie Harrison. Los duques de Sussex han hablado de lo felices que están con su hijo, Harry ha mostrado su emoción al recordar los primeros días de embarazo y han desvelado que su bebé tiene las cejas pelirrojas y que por tanto cada vez se parece más a su padre. En definitiva, se les cae la baba al hablar de la persona más importante de sus vidas. Además han hablado de lo rápido que pasa el tiempo desde que son padres y han contado que el pequeño ha comenzado una nueva etapa muy especial. Archie ha comenzado esta semana la guardería.

Artículo relacionado

Ha sido Meghan Markle la que durante una conversación con una de las niñas premiadas y su madre ha contado que su bebé ha asistido por primera vez a la guardería y que ha sido ella la encargada de llevarle. “Se divirtió mucho”, ha dicho la duquesa de Sussex refiriéndose a las primeras horas que Archie ha pasado junto a otros bebés. El hecho de que el hijo de los duques de Sussex vaya a la guardería llega solo un mes después de que Meghan regresara de su baja maternal.

Archie va a la guardería

En estas primeras semanas Meghan ha querido compaginar sus tareas laborales con su papel de madre. El día que presentó su colección de ropa se fue corriendo porque le tocaba dar de comer a Archie. Los duques de Sussex se llevaron a su bebé a su viaje por Sudáfrica. Aunque el bebé apenas apareció ante las cámaras, de esta forma Meghan se aseguraba pasar todas las noches junto a él. Pero ahora, tras su regreso a Londres, han decidido que lo mejor es que su primogénito comience ya esta nueva y bonita etapa.