Una de las razones por las que Harry y Meghan decidieron dejar la familia real británica fue poder vivir lejos de Reino Unido. La pareja ha fijado su residencia en Los Ángeles, el lugar natal de la exactriz y al que ella siempre había querido regresar. Estar cerca de su madre y amigos y encontrarse en el lugar perfecto para retomar su carrera en el mundo de la interpretación eran algunas de las cuestiones que más deseaba la mujer del nieto de Isabel II. Para Harry el hecho de trasladarse a vivir a Estados Unidos era algo completamente nuevo, pero estaba dispuesto a empezar una nueva vida por amor y por quitarse el peso de ser miembro de la realeza. Pero de momento la vida en California no le está resultando nada fácil. Así lo han desvelado algunas personas cercanas a la pareja y también lo demuestran algunos obstáculos a los que se está teniendo que enfrentar en los últimos días.

Artículo relacionado

Desde que Harry y Meghan comenzaron su relación hay una persona que en más de una ocasión ha desvelado algunos detalles sobre ellos. Se trata de Jane Goodall, una primatóloga que tiene muy buena relación con ellos y a la que en especial Harry le ha confesado alguna vez sus sentimientos. Jane ha concedido una entrevista a ‘Radio Times’ y ha desvelado algunos aspectos de la nueva vida de los Sussex. Ha revelado que Harry “está encontrando la vida un poco difícil” en Los Ángeles por varias cuestiones. Entre las que más preocupan al hermano de Guillermo de Inglaterra está la seguridad de su familia y el hecho de que los fotógrafos estén continuamente siguiendo sus pasos para conseguir las fotos más buscadas de su nueva vida.

Príncipe Harry

Jane también ha hablado de un nuevo sacrificio que Harry está dispuesto a hacer por su mujer. Desde que comenzaron su noviazgo han sido varias las cuestiones que él ha sacrificado, entre ellas alejarse de su familia, tener menos contacto con sus amigos o enfrentarse a Isabel II. Ahora hay que sumar algo más. El hijo de Carlos de Inglaterra siempre ha encontrado en la caza una de sus aficiones, pero ahora está dispuesto a no salir más a cazar porque es algo que a Meghan le aterroriza. Así que en este instante repleto de cambios para él, está dispuesto a llevar a cabo uno más para que ella sea más feliz.

Príncipe Harry

A esto hay que sumar otros obstáculos con los que se está encontrando desde el punto de vista laboral. Hace unos días Harry y Meghan anunciaron que ya tenían nombre para su nueva fundación. Archewell es la denominación elegida para su primer gran proyecto tras el ‘Megxit’ con la que rinden homenaje a su hijo Archie. Y tras anunciar el nombre, los Sussex se han encontrado con el chantaje de unos ‘ciberokupas’. Estos piratas informáticos han cogido el nombre de la fundación y han registrado varios nombres de páginas webs que bien podrían usar Harry y Meghan en su nuevo proyecto. Unos ‘ciberokupas’ que le han puesto una condición al hijo de Carlos de Inglaterra y Lady Di si quiere hacer uso de estos nombres para su página web. Si los quiere, tiene que regresar a Reino Unido.