¡El día ha llegado! Después del impresionante despliegue con motivo del desfile del Trooping the colour en el que todos los miembros en activo de la familia real británica salieron al balcón del palacio de Buckingham demostrando su unión, este viernes todos los focos caerán sobre Meghan Markle y el príncipe Harry, quienes después de dos largos años reaparecerán en Londres con motivo de la celebración de la misa de Acción de Gracias en la Catedral de St. Paul en honor a la reina Isabel II por el Jubileo de Platino.

Artículo recomendado

Sin Isabel II pero con Meghan y Harry: así será la misa de Acción de Gracias por el Jubileo

Sin Isabel II pero con Meghan y Harry: así será la misa de Acción de Gracias por el Jubileo

La visita de Meghan y Harry a Londres supone el primer reencuentro con Kate Middleton y el príncipe Guillermo ante las cámaras desde el polémico Megxit y las posteriores declaraciones que la exactriz hizo sobre su cuñada señalándola como una de las culpables de su desazón. Un momento muy esperado por todos que tal y como señala la prensa británica estaría provocando cierto malestar y "nervios" en la duquesa de Sussex. La presión en el matrimonio se multiplica teniendo en cuenta que se trata del primer acto oficial en el que participan desde que abandonaron sus compromisos institucionales.

Una fuente cercana a la pareja ha confesado al diario 'The Sun' que la intención de Harry y Meghan es mantener un "perfil bajo", algo que será prácticamente imposible teniendo en cuenta que son los gran protagonistas de la jornada.

A la inesperada ausencia de Isabel II por sufrir cierto "malestar" se unirá también el príncipe Andrés a quien su positivo en Covid-19 le ha borrado de la lista. Sea como fuere, el resto de miembros de la Casa Real, con el príncipe Carlos a la cabeza, aparecerán mostrando una extraña unidad si tenemos en cuenta que la relación entre Guillermo y Harry y sus respectivas mujeres es casi nula.