Isabel II ha vivido uno de los mejores días de su vida. La Reina ha celebrado por todo lo alto el primer acto con el que conmemora su Jubileo de Platino, el tradicional Trooping The Colour. La madre del príncipe Carlos se ha reunido con su familia y ha dedicado la mejor de sus sonrisas desde el balcón de Buckingham. La jornada ha estado marcada por una gran ausencia, la del príncipe Andrés que desgraciadamente ha dado positivo en coronavirus y no ha podido estar presente para arropar a su madre. Además, la mala racha continúa e Isabel ha tenido que cancelar las citas previstas para los próximos días ya que ha sentido algunas molestias, tal y como se puede leer en el comunicado oficial que han emitido desde Palacio.

Artículo recomendado

Meghan Markle, cazada sin perder detalle del posado de la familia real

Meghan Markle, cazada sin perder detalle del posado de la familia real

"Teniendo en cuenta el viaje y la actividad que requiere participar en el servicio nacional de Acción de Gracias de mañana en la catedral de Saint Paul, Su Majestad, con gran pesar, ha concluido que no asistirá". Con estas palabras, han dejado claro desde Palacio que Isabel II no está en condiciones óptimas para estar presente en los actos agendados para el viernes 3 de junio.

La Reina se perderá la misa de Acción de Gracias en la catedral de Saint Paul, ni en la recepción que tendrá lugar inmediatamente después en Guildhall organizada por Sadiq Khan, alcalde Londres. Y por si fuera poco, se va a perder la reaparición más esperada del príncipe Harry y Meghan Markle. Los duques de Sussex no han acompañado al resto de sus familiares en el posado familiar en el balcón ya esto solo está reservado para los 'royal' que sí tienen obligaciones con la Corona. Sin embargo, mañana no piensan perderse la misa religiosa en honor a la Reina.

Artículo recomendado

Kate Middleton, impecable con vestido blazer blanco y tocado en el Jubileo, muy emocionada con sus hijos

Kate Middleton, impecable con vestido blazer blanco y tocado en el Jubileo, muy emocionada con sus hijos

Estás siendo unos días de grandes emociones y los achaques de salud que Isabel II ha arrastrado, le han terminado pasando facturas. Sus problemas de movilidad han terminado provocando que se haya hecho con un carro de golf, a modo de silla de ruedas, valorado en 75.000 euros.