El anuncio de la entrevista de Meghan Markle y el príncipe Harry a Oprah Winfrey ha caído como una auténtica bomba en el palacio de Buckingham. Cuando parecía que la relación entre los duques de Sussex y la reina Isabel II se había reconducido, todo ha vuelto a saltar por los aires después de que la cadena de televisión CBS confirmara que la exactriz iba a protagonizar un especial informativo de 90 minutos en el que mantendrá una extensa conversación con su íntima amiga.

Artículo relacionado

Sin embargo, la noticia no ha sentado muy bien en Reino Unido, donde ven similitudes con la polémica entrevista que concedió Lady Di a la BBC. Poco después de confirmarse, el palacio de Buckingham emitía un comunicado en el que se distanciaba de la decisión de Meghan y Harry, ya que, al no ser miembros activos de la familia real, “cualquier decisión que tomen con respecto a compromisos con los medios es de su responsabilidad”.

Meghan Harry

Meghan Markle y el príncipe Harry durante una entrevista a la BBC en 2017

BBC

Este no es el único paso que han decidido dar en las últimas horas para distanciarse de la pareja. Según ha adelantado el diario Daily Mail, la casa real británica estaría dispuesta a despojar al príncipe Harry de todos sus títulos militares honoríficos, así como de sus mecenazgos con Rugby Football Union, la Rugby Football League y el Maratón de Londres. La duquesa de Sussex, por su parte, se vería obligada a dejar su puesto como patrona del Teatro Nacional. También podrían desaparecer los vínculos de la pareja con la Commonwealth.

El enfado de Buckingham con la pareja es total, más si se tiene en cuenta que en la casa real británica se enteraron de la entrevista a través de Twitter, según ha publicado el diario Mirror. Así, ni Meghan ni Harry avisaron a la reina Isabel II de su intención de contar su versión de los hechos un año después de dejar atrás la familia real británica.

Artículo relacionado

Una entrevista con la que, eso sí, los duques de Sussex no quieren enfadar a la monarca, tal y como ha deslizado una fuente cercana a la pareja. No obstante, la pareja tampoco ha puesto ningún límite a Oprah Winfrey, quien podrá preguntar lo que quiera sobre cualquier tema. Algo que podría hacer que Meghan y Harry dejaran frases para la historia, aunque les costara su ruptura definitiva con la casa real británica.