Meghan Markle y el príncipe Harry están de enhorabuena. Más allá de sus pasos profesionales, que en estas últimas horas han estado marcadas por el estreno del nuevo podcast de la duquesa de Sussex junto a Spotify, la pareja también tiene mucho que celebrar en el plano personal, ya que acaban de ampliar la familia con un nuevo miembro muy especial.

Artículo recomendado

Meghan Markle firma un look 'working girl' perfecto para la vuelta a la oficina en su nuevo podcast

Meghan Markle firma un look 'working girl' perfecto para la vuelta a la oficina en su nuevo podcast

Meghan Markle y el príncipe Harry han dado la bienvenida a una perrita, un animal de la raza beagle que tiene siete años y se llama Mamma Mia. La pareja ha decidido adoptarla después de que fuera rescatada a principios de año de un centro de experimentación con animales en el que residía. Desde entonces, permanecía en una organización llamada Beagle Freedom Project, con sede en California.

Felicitación Harry Meghan Archie

El pequeño Archie es el gran protagonista de la felicitación.

Instagram @themayhew

Según ha asegurado la directora del proyecto, Shannon Keith, a 'LA Times', fue la duquesa de Sussex quien llamó personalmente para interesarse por adoptar un beagle. Posteriormente, la pareja hizo una visita al lugar en el que se desarrolla el proyecto, donde jugaron con Mamma Mia y ocho de sus cachorros recién nacidos, para finalmente terminar llevándose a casa al perro más mayor.

“La duquesa estaba sosteniendo a Mía y dijo: 'La adoptamos'”, ha explicado la directora del proyecto sobre las palabras de Meghan Markle, quien también dejó claro que no querían “un cachorro de Navidad”, sino un perro que fuera mayor y al que realmente pudieran ayudar.

Artículo recomendado

Meghan Markle cambia de look y vuelve a sus orígenes al lucir su melena rizada al natural

Meghan Markle cambia de look y vuelve a sus orígenes al lucir su melena rizada al natural

Con Mia, ya son tres los perros que Meghan Markle y el príncipe Harry tienen en su chalet de Montecito, todos ellos adoptados. La duquesa de Sussex siempre se ha mostrado muy preocupada por el bienestar de los animales y es dueña de un beagle llamado Guy y un labrador negro llamado Pula. Unos amigos peludos que seguro se han convertido en los mejores compañeros de juegos de Archie y Lilibet.