Meghan Markle ha cogido carrerilla y no para. Después de unos meses en los que solo hacía aparición mediante videollamadas o de forma presencial en causas benéficas o en conferencias, ahora no para de aparecer en televisión. En tan solo dos días ha hecho aparición dos veces en dos programas de televisión diferentes, una de ellas por sorpresa. La primera fue el pasado martes y lo hizo acompañada del príncipe Harry. Fue a través de un vídeo en el que el matrimonio habló de política durante la gala de las cien personas más influyentes organizada por ‘Time’ y emitida por la cadena ABC. La segunda ha sido esta misma noche y ha generado muchísima sorpresa, ya que nadie esperaba que Meghan irrumpiera en la gala final del exitoso programa America’s Got Talent.

Artículo relacionado

La duquesa de Sussex ha entrado en el concurso de talentos en el que ejercen de jurado Simon Cowell, Sofía Vergara y Heidi Klum para mostrar su apoyo a uno de los concursantes que casualmente se llama como su hijo, Archie. Este hombre fue encarcelado durante casi cuarenta años por un crimen que después se demostró que no había cometido. Por eso la mujer del príncipe Harry ha querido apoyarle diciendo que "tengo un mensaje muy especial para ti, que probablemente podría aplicar a otras cuestiones de la vida, pero esta noche es específico para ti: Archie estamos orgullosos de ti, estamos apoyándote y no podemos esperar a ver qué vas a hacer. Estamos de tu parte”.

Una vez más Meghan no ha dejado nada a la improvisación en el vídeo que ha protagonizado. Ni su look ni el lugar de su casa que ha elegido para lanzar el mensaje. Su estilismo, una vez más, ha sido de lo más comentado. Para la ocasión ha vuelto a apostar por su estilo rockero, un estilo que dejó de lado durante su etapa como royal y que ahora ha retomado. Meghan Markle, esta vez con el pelo recogido, se ha decantado por una blusa en color beige y un pantalón pitillo de cuero negro. Un tipo de prenda con el que no la vimos durante el tiempo que perteneció a la corona británica.

Meghan Markle

En las imágenes aparece la duquesa de Sussex en un lugar que parece de lo más confortable, apropiado para disfrutar de una noche de televisión. Sentada en un sofá de color beige y rodeada de cojines, Meghan ha mostrado a todos este lugar tan acogedor de su casa de Santa Bárbara. Detrás de ella se puede ver la decoración compuesta por unas láminas, velas, flores y libros de lo más significativos.