Si hal aguien a quien va a afectar directamente la decisión de Harry y Meghan de retirarse de la vida públicaes al pequeño Archie. El hijo de los duques de Sussex va a ver cómo su vida va a ser muy distinta a como iba a ser en un principio, y él ha jugado un papel fundamental en el cambio de vida que acaban de elegir sus padres.

Artículo relacionado

El hecho de que ya no sea hijo de un miembro de la familia real británica, hace que Archie no vaya a recibir la misma educación que otros niños como sus primos George, Charlotte y Louis. La educación de Archie no será tan estricta como la de ellos y no tendrá que aprender determinadas normas protocolarias que sus primos sí tienen que conocer. Que Harry y Meghan se retiren de la vida pública permitirá que Archie viva una infancia más tranquila que si fuese hijo de un príncipe de la monarquía británica. Ya no habrá viajes oficiales, ni sus padres estarán tan ajetreados. Podrán dedicarse a él mucho más tiempo.

Desde que nació el pequeño el pasado mes de mayo, Meghan ha visto cómo algunos miembros de la familia de Isabel II, entre ellos la propia reina, han opinado sobre aspectos como la alimentación del bebé. Algo que ahora podrá hacer como ella quiera de forma más libre al no estar comprometida con la institución.

Archie, Harry y Meghan

Y el hecho de que tengan en mente pasar temporadas fuera de Reino Unido, hace que Archie tenga muchas posibilidades de conocer mundo, de alejarse del foco mediático, de estar más cerca de su abuela Doria que vive en Estados Unidos… Los duques de Sussex tenían claro desde que se convirtieron en papás que querían una vida de este estilo para su hijo, por eso el bebé también ha influido a la hora de tomar esta decisión.