A sus 49 años, Máxima vuelve a brillar. La esposa del rey Guillermo de los Países Bajos ha sido sometida a una nueva encuesta en la que los holandeses la han aprobado con nota. Sin embargo, no todo es coser y cantar para ella.

Artículo relacionado

A pesar de haber sido nombrada "reina de estilo" en muchas ocasiones, optando siempre por atrevidos y llamativos looks que solo ella sabe lucir con gracia y elegancia, hay un aspecto de sus decisiones que no convence tanto a los ciudadanos: sus peinados. La cuestión en sí ha sido el cabello suelto que la soberana suele lucir muy a menudo en sus actos y apariciones oficiales, considerando que debería recogérselo para dar un aspecto más formal y cuidado.

Máxima de Holanda
Gtres

Al margen de este matiz, Máxima ha sido catalogada por la mayoría de los holandeses como una reina con "muy buen gusto". Ya sea enfundada en un vestido o con traje de chaqueta y pantalón, "ella casi siempre tiene un estilo perfecto".

Su destreza a la hora de hablar holandés es otro de los aspectos que han sido valorados en la reciente encuesta. La mayoría de los holandeses afirman que la soberana posee un buen desarrollo del lenguaje, sin embargo, el 10% confesaba dijo que en ocasiones no entendía bien a la madre de las princesas Amalia, Alexia y Ariane. Suele ocurrir que Máxima se olvida de alguna palabra en concreto, pero rápidamente lo soluciona improvisando. Su rapidez mental a la hora de optar por otras creaciones la convierten en cercana y agradable a ojos de los holandeses.

Máxima y Amalia de Holanda
Gtres

En cuanto a su hija Amalia (16 años) y las funciones que tanto ella como sus hermanas deben cumplir para con la Corona, los ciudadanos de los Países Bajos no tienen prisa. La mayoría de ellos considera que el "equipo A" solo debe asumir deberes oficiales a partir de la mayoría de edad, con el objetivo de que puedan estudiar y formarse tranquilamente, sin otras responsabilidades que las distraigan de este cometido.