Guillermo y Máxima de los Países Bajos continúan con el viaje por el Sudeste Asiático que comenzaba este lunes en Yakarta, la capital de Indonesia. En su tercer día, los monarcas holandeses han visitado Yogyakarta, en la isla de Java, una ciudad famosa por sus artes tradicionales y su patrimonio cultural.

Artículo relacionado

La pareja era recibida por el sultán de Yogyakarta en su Palacio, el Kraton Nga Yogyakarta Hadiningrat, donde han tenido un cariñoso encuentro decorado por las coloridas prendas de las personalidades del país y que contrarrestaban con los tonos neutros de los reyes de Holanda.

Guillermo y Máxima de Holanda
Gtres

De nuevo, Máxima ha vuelto a conquistar a los medios de comunicación con un estilismo rescatado de su armario, después de sorprender durante su viaje de Estado con tres modelos firmados por Oscar de la Renta, Natan y Johanna Ortiz. Se trata de una elección "reciclada" con la que la royal ha seguido al pie de la letra el dress code impuesto en este acto.

Natan ha sido una vez más la apuesta de la reina holandesa, que ha desempolvado de la colección de su diseñador de cabecera un vestido que ya ha lucido en varias ocasiones, como en la inauguración de un centro oncológico infantil en Utrecht que lleva su nombre, en 2018.

Máxima de Holanda
Gtres

El vestido en sí, confeccionado en organza de color blanco roto salpicado por flores bordadas en tonos verdes, tiene cuello redondo, largo midi y cuenta con pequeños y ligeros volantes que rematan las mangas. El broche de oro a su elección lo pone un mini cinturón de piel en color verde que enmarca la silueta de Máxima, un complemento por el que la esposa del rey Guillermo está apostando mucho en sus últimas apariciones.

Guillermo y Máxima de Holanda
Gtres

Para rematar, además de un abanico con el que la soberana ha destacado su estilismo, una pamela en el mismo verde, creación de Fabienne Delvigne, que completaba con accesorios básicos en color crema: guantes de piel, clutch y salones, así como un collar de perlas y pendientes largos de su joyero personal. Una elección perfecta para que, un vez más, la argentina salga más que airosa