Se conocieron en 2001, cuando ambos estudiaban en la Universidad St. Andrew (Escocia). Sin embargo, no fue hasta mucho tiempo después cuando decidieron pasar por el altar. Tras muchos años de noviazgo, Kate Middleton y el príncipe Guillermo se dieron el sí, quieroen la abadía de Westminster el 29 de abril de 2011, hace justo hoy diez años. Una década de relación que los duques de Cambridge van a celebrar en un duro momento para la institución, tras la muerte del duque de Edimburgo y el distanciamiento de Meghan y Harry, pero en un gran momento personal, con su popularidad al alza.

Artículo relacionado

Diez años después de su boda, Kate Middleton y el príncipe Guillermo se han convertido en un valor seguro para la casa real británica. Los duques de Cambridge han conquistado a la prensa y al pueblo. Sin embargo, hasta llegar a este momento perfecto, la pareja ha tenido que hacer frente a una gran cantidad de adversidades.

Durante su noviazgo, Kate Middleton y el príncipe Guillermo vivieron numerosos altibajos. Lo cierto es que el hijo del príncipe Carlos quiso alargarlo lo máximo posible para estar seguro del paso que iba a dar. Esto llevó a la pareja a tomar caminos separados en 2007.

Guillermo, Kate Middleton y sus hijos

“Los dos éramos muy jóvenes”, aseguró sobre este momento años después el príncipe Guillermo en una entrevista. “Intentaba encontrar el camino y estábamos creciendo, era solo un poco de espacio para que las cosas funcionaran mejor”, continuó.

Una época en la que la duquesa de Cambridge comenzó a dejarse ver por bares londinenses y a llevar a cabo acciones benéficas por su cuenta, lo que hizo que Guillermo se diera cuenta de “donde estaba su corazón” y decidieran volver a intentarlo, no sin antes llegar a un acuerdo sobre su futuro.

Artículo relacionado

Kate Middleton y el príncipe Guillermo hicieron un pacto, según asegura la experta real Katie Nicholl en el libro Kate: The Future Queen, durante un viaje a las islas Seychelles, en el que por primera vez hablaron de matrimonio. “Allí, en la isla paradisíaca, Guillermo le prometió a Kate que su relación sería a largo plazo. Por primera vez, hablaron seriamente sobre el matrimonio y, con el océano frente a ellos y bajo el cielo nocturno, hicieron un pacto para casarse”.

Un matrimonio que finalmente se celebró el 29 de abril de 2011, previa pedida con el anillo de compromiso de Lady Di. Posteriormente llegarían sus tres hijos, George, Charlotte y Louis, y su ascenso dentro de la institución. Todo para que, una década después del sí, quiero,los duques de Cambridge se hayan convertido en un valor seguro para la casa real británica.