Kate Middleton y el príncipe Guillermo han demostrado este martes 27 de abril que no todo es rigidez dentro de la familia real británica gracias a un acto de lo más original. Los duques de Cambridge han disfrutado de una jornada muy diferente a lo que tienen acostumbrados a todos los británicos al desplazarse hasta una granja. Allí, han derrochado complicidad y se han atrevido con todo. ¡Incluso han conducido un tractor!

Artículo relacionado

Los duques de Cambridge han conocido de primera mano una de las 26 organizaciones que se benefician de la Royal Wedding Charitable Gift Fund, una fundación que decidieron crear con motivo de su sí, quiero, del que el próximo jueves se cumplirán diez años, para que todos los invitados que quisieran hacerles un regalo pudieran donarlo y así, destinarlo a asociaciones que ellos mismos seleccionaron.

Diez años después, Kate y Guillermo se han desplazado hasta la granja Manor Farm, situada en la ciudad de Darlington, donde han protagonizado imágenes de lo más divertidas. Entre risas y bromas, los duques de Cambridge se han animado a jugar con las ovejas y cerdos e incluso han terminado conduciendo un tractor acompañados por las hijas de los propietarios. Eso sí, lo han hecho por separado para poder estar en todo momentos acompañados dentro del vehículo,

Una ocasión para la queKate Middleton ha acertado de lleno con la elección de un look muy sport. En concreto, la duquesa de Cambridge ha elegido un jersey de lana blanca con dibujo en el cuello de la marca Brora, unos pantalones vaqueros, una chaqueta verde militar y sus botas de Penelope Chilvers.

Artículo relacionado

Durante su visita, Kate y Guillermo han dejado fotografías para el recuerdo y poco habituales lejos de la estricta imagen que suelen dar los miembros de la familia real. Todo a apencas dos días de celebrar su décimo aniversario de bodas.