Kate Middleton y el príncipe Guillermo están de enhorabuena tras unas semanas muy tristes. El pequeño de la casa, el príncipe Louis, ha cumplido este viernes 23 de abril 3 años y, para celebrarlo, han compartido una fotografía suya en la que el bisnieto de Isabel II se muestra encantado de camino a la guardería. A bordo de una bicicleta y con una enorme mochila, el niño no puede ocultar una felicidad que su madre no dudó en inmortalizar.

Artículo relacionado

Una imagen con la que, además de felicitarlo, la casa real británica ha confirmado que el pequeño Luis comenzó su etapa escolar el pasado miércoles 21 de abril. Aunque debería haber empezado el pasado septiembre, la pandemia ha obligado a retrasar el comienzo de sus sesiones hasta ahora.

El hijo de Kate Middleton y el príncipe Guillermo acude a la guardería Willcocks, ubicada en Londres, a la que también acudió su hermano mayor, el príncipe George. Según ha asegurado una fuente al diario People, los duques de Cambridge han elegido este centro tras quedar “impresionados por el equipo que trabaja allí”.

La guardería divide sus clases entre mañanas y tardes. Durante los primeras horas del día, el príncipe Louis y el resto de sus compañeros cuentan con mucho tiempo libre. Además, reciben nociones de lectura, escritura y compresión de números. Además, los pequeños realizan actividades en grupo como cocinar, cantar o actuar. Gracias a su privilegiada ubicación, los niños también pueden realizar salidas para visitar lugares cercanos como el museo de ciencias o el museo de historia natural, además de los jardinesde Kensington.

Artículo relacionado

Una educación que, eso sí, no va a salir gratis a los duques de Sussex. Según ha publicado la revista Hello!, la guardería cobra 3.900 euros por trimestre para los pequeños que asisten a la escuela matutina, mientras que las tardes cuestan 2.580 euros. Además, Kate y Guillermo también tendrán que pagar 573 euros si el pequeño asiste al Lunch Club una vez a la semana, precio que va a aumentando hasta los 2.122 euros si va cuatro días. Así, podrían llegar a pagar más de 17.000 euros al año por la educación el más pequeño.