Aunque los miembros de la familia real no suelen manifestarse sobre nada relacionado con Meghan Markle y el príncipe Harry, Kate Middleton ha decidido romper su silencio en su último acto público para tener un gesto conciliador con la pareja. La duquesa de Cambridge ha visitado junto a Jill Biden en el marco de la cumbre del G7 una guardería, en la que han podido compartir diferentes actividades junto a los más pequeños. Sin embargo, lo que más ha sorprendido es que la mujer del príncipe Guillermo ha roto su silencio al hablar sobre el nacimiento de su nueva sobrina, Lilibet Diana.

Artículo relacionado

Lejos de sentirse incómoda, Kate Middleton ha contestado ante las preguntas sobre la llegada al mundo de la hija del príncipe Harry y Meghan Markle. Es más, la duquesa de Cambridge ha confirmado que, aunque por el momento no la conoce, espera poder verla muy pronto. “Les deseo todo lo mejor. No puedo esperar a conocerla, porque todavía no he podido. Espero que sea pronto”, ha asegurado muy sincera.

Meghan Kate Guillermo

Los duques de Sussex y los de Cambridge, juntos en una imagen de archivo

GTRES

Desde que los duques de Sussex confirmaron la llegada al mundo de su segunda hija, Lilibet Diana, muchos han sido los gestos desde Reino Unido que hacen presagiar un acercamiento tras varios meses de escándalos continuos. Es más, incluso se ha publicado que Meghan y Kate han mantenido llamadas privadas para intentar arreglar las cosas.

Artículo relacionado

En esta ocasión, la duquesa de Cambridge ha conseguido salir airosa de una pregunta incómoda y, además, tender un puente a los duques de Sussex. Algo que también hizo el príncipe Carlos el pasado martes, durante su visita a Oxford, cuando hizo referencia durante su discurso a la llagada al mundo de su nueva nieta. Unas palabras protocolarias que ahora ha superado Kate Middleton, al dejar claro que no podría tener más ganas de poder conocer a su sobrina, pese a todas las disputas familiares.