Una de las grandes incógnitas que rodeaba desde hace unas semanas a la familia real británica era dónde se encontraba Kate Middleton. Desde que terminó el confinamiento habían sido muy pocas las apariciones en público de la mujer del príncipe Guillermo y desde principios de agosto no había ni rastro de ella. ¡Hasta hoy! Por fin este 15 de septiembre la duquesa de Cambridge ha acompañado a su marido a uno de los compromisos de su agenda, y su reaparición ha llamado mucho la atención por algo en especial.

Artículo relacionado

El día que ha elegido Kate Middleton para reaparecer en Londres… ¡Es el mismo que el del cumpleaños de Harry! Con esta decisión los duques de Cambridge han eclipsado al duque de Sussex en esta jornada tan señalada. No es la primera vez que sucede esto entre los miembros de la familia real británica, lo que ocurre es que hasta ahora solía ser al contrario. Solían ser Harry y Meghan los que hacían aparición o tenían algún gesto en días señalados para otros ‘royals’ como Isabel II o Kate Middleton. Unos gestos por los que recibían muchas críticas al intentar llevarse todo el protagonismo cuando realmente en ese instante era de otros. Además si hace poco vimos a los duques de Sussex con las manos en la masa haciendo pan, hoy han sido Guillermo y Kate los que han hecho una actividad muy similar.

Guillermo y Kate

Para su particular vuelta al cole Kate Middleton ha elegido uno de sus vestidos favoritos. Se trata de una prenda que lució durante una de las videollamadas que hizo durante el confinamiento y que cuenta con algunos de los detalles que mejor le sientan. Este vestido rojo se caracteriza por su estampado en color blanco, por ser ceñido a la cintura y por los originales detalles blancos y con encajes en la solapa y en las mangas. Pero si hay algo que hay que resaltar de esta prenda es que tiene carácter benéfico. Parte de lo conseguido con su venta va destinado a proyectos para ayudar a mujeres en situación de vulnerabilidad.

Kate Middleton

Esta vez la duquesa de Cambridge lo ha combinado con unos zapatos de tacón de lo más clásicos en color camel, con una mascarilla de estampado floral con guiño a la moda española con la que la vimos hace unas semanas, con su melena ondulada suelta, con unos pendientes de lo más sencillos y cómo no, con su inseparable anillo de compromiso.