Si hay dos personas que están siendo protagonistas en los últimos meses a nivel internacional esos son Harry y Meghan. Las personas encargadas de la organización de la gala de los premios Oscar lo saben y han visto en ellos a la pareja perfecta para entregar uno de sus premios. Teniendo en cuenta que Meghan es actriz y que el hecho de que hayan pertenecido a una familia real les otorga un toque de glamour, han pensado en ellos para que se suban al escenario y entreguen uno de los premios más importantes de la noche, el de mejor película.

Artículo relacionado

La Academia de Cine no ha dudado en contactar con ellos y proponerles en firme la invitación para que asistan a la gala que se celebra mañana por la noche en Los Ángeles, abran el sobre y pronuncien el nombre de la película ganadora. Pero para disgusto de los organizadores de la gala, Harry y Meghan han rechazado la invitación. Así que, salvo sorpresas, los duques de Sussex no se pasearán mañana por la alfombra roja ni compartirán asiento con Antonio Banderas o Pedro Almodóvar.

Harry y Meghan

Desde que decidieron dejar de formar parte de la corona británica y poner rumbo a Canadá, Harry y Meghan están recibiendo muchísimas invitaciones a diferentes eventos. De momento tan solo han acudido a uno privado que se ha celebrado en Miami, pero los demás los están rechazando. De hecho, al de Miami acudieron porque era de carácter privado y gracias a sus medidas de seguridad consiguieron que nadie les fotografiara. Por ahora los duques de Sussex prefieren continuar con su adaptación a su nueva vida y esto pasa por no prodigarse demasiado en los eventos públicos. Ahora es el momento de centrarse en otros proyectos laborales, en especial en los más solidarios, y en el cuidado de su pequeño Archie.