A menos de dos meses de la coronación de Carlos III (74 años), el príncipe Harry (38 años) y su mujer, Meghan Markle (41 años) han bautizado a su hija menor, Lilibet Diana. Así lo ha publicado la revista People en exclusiva ya que ha tenido acceso a la información a través de una persona cercana a la familia.

Artículo recomendado

¡Es oficial! El príncipe Harry y Meghan Markle ya han recibido la invitación a la Coronación de Carlos III

Meghan Markle y el príncipe Harry

A este evento familiar estaban invitados el rey Carlos II, su mujer, Camilla, el príncipe Guillermo y Kate Middleton pero ninguno de ellos asistió al bautizo de la hija menor de los duques de Sussex. No se presentó nadie de la familia de Harry a la ceremonia, no obstante estuvieron acompañados por un grupo reducido de personas en un día tan especial.

Los invitados al bautizo de Lilibet Diana, fueron entre 20 y 30 personas, acudieron a celebrar una fecha tan especial para Harry y Meghan, Doria Ragland, madre de Meghan y abuela de la pequeña, y el padrino de la niña, Tyler Perry. El oficiante de la ceremonia fue el reverendo John Taylor, así lo confirmó la fuente de la revista People: "Puedo confirmar que la princesa Lilibet Diana fue bautizada el viernes 3 de marzo por el arzobispo de Los Ángeles, el reverendo John Taylor".

Meghan, Harry, Archie y Lilibet

Meghan Markle y el príncipe Harry, junto a sus hijos Archie y Lilibet

Instagram/ Alexi Lubomirski

Así fue el bautizo de la "princesa" Lilibet, hija del príncipe Harry y Meghan Markle

El bautizo se celebró en el domicilio de los duques de Sussex, en Montecito, California. Allí se reunieron familiares y amigos para disfrutar de un día maravilloso, no ha trascendido quién es la madrina de la pequeña Lilibet, de 21 meses, pero sí se sabe que el padrino ha sido Tyler Perry. El actor desveló esta información en el documental de Netflix de Harry y Meghan.

En esta grabación afirmó que sería un gusto poder ser el padrino de la hija menor de los duques de Sussex siempre y cuando no tuviera que coincidir con ningún miembro de la monarquía británica. Casi como una predicción, sus palabras se han convertido en una realidad, ha podido ser el padrino y no ha asistido al evento ninguno de los miembros de la familia del príncipe Harry, a pesar de estar invitados.

Estuvo presente el coro de góspel que cantó en la boda de los royals en 2018, entonaron canciones como 'Oh Happy Day' y 'This Little Light of Mine', ésta última canción también fue cantada por el coro el 19 de mayo en la boda de los duques de Sussex.

Debido a las circunstancias actuales, la pequeña Lilibet no pudo lucir la réplica del traje de bautizo que llevó el primer hijo de la reina Victoria en 1841, atuendo que lleva usándose en la familia Windsor desde entonces, para los bautizos de los nuevos miembros que llegan a la familia. Su hermano, Archie, sí que pudo lucir esta vestimenta tradicional en su bautismo.

Meghan Markle príncipe Harry Archie

El pequeño Archie se ha convertido en el protagonista involuntaria de la entrevista de sus padres

CBS

Los hijos de Harry y Meghan Markle adoptan el título real que les corresponde

Hasta este momento, ninguno de los dos hijos de los duques de Sussex había adoptado el título real de príncipe o princesa, pero después de las declaraciones del portavoz de familia, tras el bautizo de la pequeña Lilibet Diana, parece que ese momento ha llegado. En esas declaraciones se refiere a la menor como "princesa" de modo, que ya solo queda en las próximas declaraciones que den el príncipe Harry o Meghan Markle hablen de sus hijos con el título real por delante.

Artículo recomendado

Carlos III se corona con este feo brutal a los hijos de Harry y Meghan

Meghan y Carlos

La ausencia de los miembros más cercanos al príncipe Harry en una fecha tan especial como el bautizo de su hija menor, no hace más que seguir tensionando la relación que el royal exiliado mantiene con la Familia Real británica. Desde la muerte de Isabel II, el príncipe Harry no ha dudado en sacar la artillería pesada y atizar a su familia y a la institución aunque siempre ha afirmado que está deseando poder reconciliarse con ellos, siempre y cuando asuman sus responsabilidades.

En una ocasión, Harry, admitía en una entrevista a la revista People haciendo referencia a sus hijos que: "Dije que quería una familia, no una institución, así que, por supuesto, nada me gustaría más que nuestros hijos se relacionaran con los miembros de mi familia, y lo hacen con algunos, lo que me alegra mucho".

Aún es una incógnita si los duques de Sussex asistirán a la coronación de Carlos III, el 6 de mayo, a pesar de que han sido invitados. Se baraja la posibilidad de que en caso de asistir, pueda ir el príncipe Harry en solitario, para que su esposa se quede en California con los menores, ya que el 6 de mayo, también es el cumpleaños del primogénito de los royals exiliados.