A pocos meses de la coronación de Carlos III (74 años) , el próximo 6 de mayo, el futuro de los hijos del príncipe Harry (38 años) y Meghan Markle (41 años) no han sido aún nombrados príncipes, derecho que les corresponde por ser nietos del actual monarca británico. Algo que parece no sentar muy bien a los progenitores de Archie (3 años) y Lilibeth Diana (1 año) .

Artículo recomendado

El príncipe Harry aún tiene dudas sobre el accidente que causó la muerte de Diana de Gales

El príncipe Harry aún tiene dudas sobre el accidente que causó la muerte de Diana de Gales

Según el protocolo que impuso el rey Jorge V en 1917 los títulos de príncipe y princesas corresponderían a los dos hijos de los duques de Sussex, algo que por el momento no han recibido y que parece estar en el aire, si finalmente lo recibirán o no.

En la web institucional de la Casa Real Británica, sí que se han producidos cambios recientes, los primos de Archie y Lilibeth, es decir, el príncipe George (9), la princesa Charlotte (7) y el príncipe Louis (4), ya ha sido modificado por "de Gales", compartiendo así el título real que tienen el príncipe Guillermo (40 años) y Kate Middleton (41 años). En cambio, los hijos de los duques de Sussex solo vienen acompañados por un "señor" y "señorita" delante de sus nombres.

Harry y Meghan con Archie

Los duques de Sussex con su hijo Archie 

GTRES

Cuando Meghan y Harry se mudaron a Estados Unidos, buscaban alejarse de la presión que ejercía la prensa británica sobre ellos y así poder comenzar una nueva etapa. Finalmente, terminaron apartados de la vida pública como miembros activos de la Familia Real Británica aunque no renunciaron a su título. Aunque expresaron su conformidad con que sus hijos recibieran el título real de príncipe o princesa si eso incluía estar más protegidos. "Si eso significa que van a estar a salvo, entonces, por supuesto" afirmaba Meghan Markle en la entrevista con Oprah Winfrey.

¿Es partidario Carlos III de la monarquía reducida?

Desde hace unos años, las monarquías europeas están cambiando su manera de organizar la institución y las personas que se dedican a trabajar en ella, incluyendo a los miembro de la propia familia real. La reina Isabel II ya comenzó a reducir el número de personas con puestos activos dentro de la Familia Windsor, cuando la popularidad de este sistema institucional comenzó a ser cuestionado. Desde entonces, centró el foco de la monarquía en su descendencia directa, el entonces príncipe Carlos, sus hijos y sus nietos, dejando a un lado al resto de sus vástagos.

Carlos III con su hijo Guillermo y sus nietos

La reina Isabel II, junto al príncipe Carlos, el príncipe Guillermo y sus tres hijos

GTRES

Carlos III parece que está concienciado con este tipo de monarquía reducida, por lo que podría limitar el número de miembros que tengan un título real en la actualidad, de esta manera los hijos de los duques de Sussex quedarían excluidos de ser príncipes o princesas. Centrándose así en los descendientes de su primogénito, el príncipe George, la princesa Charlotte y el príncipe Louis.

Artículo recomendado

¿Qué relación mantiene la reina Camilla con sus nietos y qué papel desempeñarán en la coronación de Carlos III?

¿Qué relación mantiene la reina Camilla con sus nietos y qué papel desempeñarán en la coronación de Carlos III?

Si finalmente, el padre de Harry toma la decisión de excluir a Archie y a Lilibeth como miembros de la realeza británica, será inevitable que se vuelva a abrir una brecha entre los duques de Sussex y el resto de la Familia Windsor. Evidenciando así el distanciamiento ya existente entre las dos familias.

En septiembre el secretario de prensa del rey declaró que "Por el momento, estamos enfocados en los próximos 10 días y, a medida que obtengamos información, actualizaremos la web", por el momento no ha habido modificaciones al respecto. Como Archie y Lilibeth tienen títulos automáticos, el rey Carlos III tendría que emitir una carta de patente modificando el derecho de Archie a ser príncipe y el derecho de la hija menor de los duques de Sussex a ser princesa.

Esto se suma a la polémica existente sobre la asistencia o no de Harry y Meghan a la coronación en la abadía de Westminster, el 6 de mayo. Por el momento, se sabe que los duques de Sussex están invitados al evento histórico pero aún no han confirmado la asistencia.

Según han publicado varios medios británicos, al príncipe Harry le gustaría tener una charla previa con su padre y con su hermano, antes de verse en la coronación, para intentar solucionar algunos de los problemas y tiranteces que existen entre ambos, desde la salida de los duques de Sussex de Inglaterra.