Simpático, cercano y, por supuesto, el mejor ejemplo a seguir. De todas las Casas Reales de Europa, la de Holanda ha permanecido en cabeza durante todo el confinamiento, sin dejar de atender sus compromisos de manera personal. Por este motivo el rey Guillermo continúa con su agenda, ahora más fuera de Palacio, pero sin olvidarse las medidas de seguridad para evitar posibles contagios.

Artículo relacionado

Este lunes, estrenando la agenda semanal, el monarca de los holandeses ha protagonizado varias simpáticas instantáneas junto a algunos de los ciudadanos con los que se ha cruzado a lo largo de su recorrido. Entre risas, el esposo de Máxima de Holanda iba saludando a modo "codo con codo", sorprendiendo a todo aquel al que interceptaba.

Guillermo de Holanda
Gtres

Algunas de las personas con las que se ha saludado no han dudado en realizarse fotografías junto al rey holandés, inmortalizando uno de los momentos más divertidos y cercanos de su agenda.

Durante su jornada, Guillermo de los Países Bajos ha visitado los Centros Oficiales Extraordinarios de Investigación (BOA) y de la Policía con funciones de cumplimiento en los consejos municipales. Allí, siguiendo la línea de apoyo que tanto él como su mujer han demostrado a diario durante la pandemia, el soberano ha mantenido diferentes charlas con los responsables de equipo sobre el impacto que el covid-19 ha tenido en las actividades diarias.

Guillermo de Holanda
Gtres

Guillermo de Holanda no ha dudado en repetir su peculiar saludo también con los directivos de dichos centros. A pesar de que resulta complicado el no estrecharse la mano, ha seguido a rajatabla las recomendaciones para convertirse en el mejor ejemplo a seguir para sus ciudadanos. Sin embargo, el monarca ha prescindido de la mascarilla recomendable, al igual que los guantes, que hemos visto en contadas ocasiones en cualquier acto oficial protagonizado por los royals de Europa.