La llegada del pequeño príncipe Charles ha traído, sin duda, una nueva ilusión al Gran Ducado de Luxemburgo. La buena noticia llegaba al Gran Ducado de Luxemburgo el pasado 10 de mayo, haciendo padres primerizos a los príncipes Guillermo y Stéphanie. El nuevo miembro de la familia es un niño muy esperado al que han llamado Jean Charles Philippe Joseph Marie Guillaume, un nombre compuesto que incluye un homenaje a su bisabuelo, el gran duque Juan, fallecido el año pasado.

Artículo relacionado

Parece que el pequeño Charles también ha traído a la familia de María Teresa y Enrique de Luxemburgo las ganas de abrir su álbum familiar para recordar algunos de los momentos veraniegos más especiales de la pareja junto a sus cinco hijos: Guillermo, Félix, Luis, Alejandra y Sebastián.

Gran Ducado de Luxemburgo

"Este verano, descubre todos los jueves fotos de recuerdo, algunas no vistas hasta ahora, de la Familia Gran Ducal durante las vacaciones de verano". Con estas palabras publicaban desde la Casa Real de Luxemburgo las primeras cinco instantáneas de una serie que tienen previsto ir publicando cada jueves durante las vacaciones.

Las imágenes publicadas este jueves muestran a unos jovencísimos Grandes Duques en diferentes momentos de sus veranos en familia. En todas ellas se les puede ver junto a alguno de sus hijos, a excepción de la quinta y última, en la que aparecen ellos dos solos.

Gran Ducado de Luxemburgo

Parece que desde el Gran Ducado quieren limpiar la mala imagen de María Teresa tras los resultados del informe Waringo, y comenzar una nueva era familiar olvidando el importante altercado que protagonizó hace unos meses.

Cabe recordar que el estudio se realizó para investigar las cuentas de los Grandes Duques ante el llamativo abandono de más de 30 empleados desde el año 2015, un tercio de la plantilla. Poco después, el periodista Pol Schock denunciaba en el canal radiofónico RTL haber escuchado relatos de violencia física sufridos por varios de los empleados de la Corte Gran Ducal. Como medidas iniciales, la esposa de Enrique de Luxemburgo ha sido vetada, por el momento, a tomar decisiones en la Corte, unas normas que podrían endurecerse próximamente tras la petición de convertir a la royal en una ciudadana normal.

[Imágenes: Collections photographiques de la Maison Grand-Ducale]