La buena noticia llegaba al Gran Ducado de Luxemburgo este domingo 10 de mayo: los príncipes Guillermo y Stéphanie anunciaban el nacimiento de su primer hijo, un niño muy esperado al que han puesto el nombre de Jean Charles Philippe Joseph Marie Guillaume, un nombre compuesto que incluye un homenaje a su bisabuelo, el gran duque Juan, fallecido el año pasado.

Artículo relacionado

El pequeño Charles trae la esperanza en la línea de sucesión del Gran Duque Enrique, y acaba con la larga espera del pueblo luxemburgués que desde 2012, año en que el heredero Guillermo contrajo matrimonio con su ahora mujer Stéphanie, ansiaba un nuevo miembro en la Familia Real.

Guillermo y Stéphanie de Luxemburgo

Tres días después de su nacimiento, el pequeño Charles se ha convertido en protagonista de un primer posado repleto de ternura. Las imágenes, publicadas desde las cuentas oficiales del Gran Ducado, muestran al pequeño dormido en cuatro momentos de lo más encantadores.

El primero, en blanco y negro, presenta a la familia al completo. El recién nacido duerme plácidamente en brazos de su madre, mientras que, junto a ellos, su padre le observa orgulloso y feliz.

Charles de Luxemburgo

Las otras tres imágenes, ya en color, muestran al pequeño también dormido. En una de ellas, puede verse sobre los brazos de Stéphanie, y agarrando con su manita la mano de Guillermo de Luxemburgo. En las dos restantes, el príncipe Charles sigue con sus ojitos cerrados, sobre la cuna y sobre un suave peluche de oveja, proporcionando una inmensa sensación de paz y tranquilidad.

Con motivo de la crisis sanitaria mundial, de momento los recién estrenados papás no han podido recibir las visitas que los Grandes Duques, además del resto de la familia, seguro que están deseando realizar. Por el momento padres, nieto y abuelos han realizado una "reunión virtual" en la que unos orgullosos Enrique y María Teresa se deshacían en sonrisas y cariños a través de su pantalla.

Charles de Luxemburgo

Además de segundo en la línea de sucesión al trono de Luxemburgo, por detrás de su padre, el pequeño Charles se convierte en el quinto nieto del Gran Ducado, siguiendo a los príncipes Amalia y Liam Enrique -hijos de Felix y Claire de Luxemburgo-; y a Gabriel y Noé, fruto del matrimonio entre Luis y Tessy de Luxemburgo, que acabó en un divorcio del que ya parecen estar casi recuperados.

[Imágenes: Cour grand-ducale Luxembourg]