La crisis sanitaria a consecuencia del COVID-19 ha obligado a los grandes duques de Luxemburgo a conocer a su nieto de manera virtual. La casa real compartía una imágenes extrañas pero no por eso menos entrañables en las que Enrique y María Teresa veían por primera vez al recién nacido a través de una videollamada.

Artículo relacionado

Las medidas contra el coronavirus han impedido que les visiten en el hospital pero de igual manera han querido transmitir todo su cariño a su hijo y su nuera en estos momentos tan especiales. Las imágenes que publicaba la Casa Gran Ducal han ido acompañadas de un emotivo mensaje: "Esta tarde, el tiempo se ha parado en el Chateau de Berg durante una videollamada en la que el Gran Duque y la Gran Duquesa han tenido la inmensa alegría de ver por primera vez a su nieto: el príncipe Charles".

El texto ha dejado constancia que a pesar de tratarse de un encuentro digital ha estado "¡cargado de emoción!". Se han despedido dejando constancia de las ganas que tienen de poder abrazarse: "Los abuelos han podido ver la cara del recién nacido bajo la mirada de sus orgullosos padres, el Gran Duque Heredero y la Gran Duquesa Heredera".

Duques de Luxemburgo

Tal y como se puede ver en esta inusual presentación era el feliz papá quien tenía en brazos al recién nacido para que sus padres lo pudiesen conocer. El pequeño nacía en la madrugada de este domingo, 10 de mayo, con 3,190 kg y mide 50 cm y ha recibido el nombre de Jean Charles Philippe Joseph Marie Guillaume, un nombre compuesto que incluye un homenaje a su bisabuelo, el gran duque Juan, fallecido el año pasado.