Muy diferente. Así va a ser la Navidad de la familia real británica con respecto a años anteriores. Teniendo en cuenta las restricciones de la pandemia las celebraciones van a tener que cambiar. Isabel II ya lo está organizando todo para que todo sea lo más similar posible a otras ocasiones y mantener algunas de las tradiciones. Pero este año va a tener que decidir sobre varias cuestiones que van a afectar tanto a eventos, como al lugar en el que se van a llevar a cabo los acontecimientos familiares, como a las personas de la familia, ya que algunas se van a quedar fuera de los festejos junto a la reina de Inglaterra y tendrán que buscarse otra forma de celebrar las fiestas.

Artículo relacionado

Si hay un evento que caracteriza las fiestas navideñas de la reina de Inglaterra y el resto de la familia real británica es la tradicional misa a la que asisten en Sandringham cada año el día de Navidad. Esta vez todo apunta a que no se va a celebrar este acto y en caso de hacerse Isabel II no podrá invitar a toda su familia, tan solo a algunos elegidos. Y esto es lo que pasará con la cena y el almuerzo que tienen lugar la noche de antes y el mismo día de la misa.

Familia real británica Navidad

Algunos miembros de la familia real británica durante su visita a Sandringham la pasada Navidad.

Gtres

Teniendo en cuenta que por ahora las medidas indican que no se pueden reunir más de seis personas, Isabel II no podrá contar con todos sus hijos y nietos para estas reuniones alrededor de la mesa. De hecho ya tiene decidido que en caso de poder ser solo seis serán ella, su marido Felipe de Edimburgo, Carlos y Camilla y Kate y Guillermo los que brindarán juntos. Una forma de demostrar quién es el núcleo fuerte de la familia.

Esto hace que Andrés de York y sus hijas Beatriz y Eugenia, que los duques de Wessex y sus hijos y que la princesa Ana entre otros miembros de la familia real británca, se queden fuera de este encuentro tan familiar. Ellos tendrán que optar por otras alternativas para unos días tan señalados en el calendario en los que se tendrán que adaptar a las nuevas circunstancias.

Familia Real británica Navidad

La de 2018 fue la última Navidad que Harry y Meghan pasaron junto a la familia real británica.

Gtres

Todas estas restricciones también dejarían fuera a Harry y Meghan. Una de las cuestiones que se planteaba la pareja era celebrar parte de las fiestas navideñas en Reino Unido después de que el año pasado las pasaran en Estados Unidos. Pero teniendo en cuenta que están al otro lado del charco, que si viajaran a Londres tendrían que guardar varios días de cuarentena y que con ellos también se pasaría el límite de máximo de personas en las reuniones familiares, lo más probable es que los duques de Sussex decidan pasar la Navidad en Los Ángeles.