Por fin. Los miembros de la familia real británica se han hecho de rogar, pero ya han hecho públicas sus felicitaciones de Navidad. Tanto la postal con la que Carlos y Camilla han felicitado las fiestas a los ciudadanos como la de Guillermo y Kate, han generado muchos comentarios. En algunos aspectos ambas felicitaciones son muy parecidas, pero hay uno que ha llamado la atención especialmente que marca la gran diferencia entre una y otra.

Artículo relacionado

Entre las cosas que tienen en común destaca que tanto unos como otros están vestidos con atuendos veraniegos. En el caso de Carlos y Camilla los dos llevaban gafas de sol en el momento en el que les tomaron la fotografía a principios de año durante su viaje a Cuba. En la de los duques de Cambridge se puede ver tanto a Kate y Guillermo como a sus tres hijos con vestimenta muy veraniega, época del año en la que se hicieron la foto. En las dos postales se ve cómo todos muestran su lado más relajado. Sonrientes, saludando, felices… Esos son los sentimientos con los que quieren dar la bienvenida al nuevo año.

Kate Guillermo Navidad

Otra similitud es que en las dos felicitaciones cobra protagonismo un vehículo, pero también es aquí donde está la gran diferencia. Mientras que Carlos y Camilla aparecen montados en un coche descapotable que parece estar en marcha y desde el que saludan, en la postal de los duques de Cambridge aparece un sidecar que en esta ocasión no está arrancado. El príncipe Guillermo está montado sobre la moto y sostiene con él al pequeño Louis. Su hija Charlotte es la que está de pie en el lado del sillín. Dos vehículos de lo más originales con los que tanto unos como otros han dado un toque muy vintage a su forma de felicitar la Navidad.