Si hay una protagonista en la postal navideña de los duques de Cambridge esa es la pequeña Charlotte. En la felicitación de Navidad de Guillermo y Kate aparecen sus tres hijos, pero sin duda la mediana se ha llevado todo el protagonismo por varios motivos. Uno de ellos es que en la fotografía que han elegido sus padres, se puede ver el gran cambio que ha dado en este último año. Por un lado en cuanto a la forma de vestir. Atrás han quedado los vestidos más arregladitos para dar paso a otros más casual con los que dar un toque más informal a su imagen.

Artículo relacionado

Pero si hay algo que marca el gran cambio de la princesa Charlotte es que en cuanto a desparpajo, seguridad y naturalidad, ha ganado el terreno a sus hermanos. Por una parte esto se observa en el lugar que ocupa en la fotografía. Esto es algo que desde las casas reales está muy estudiado. Nada se deja a la improvisación en este tipo de fotografías y que Charlotte esté delante y levantada sobre el sidecar da muestra de su gran personalidad.

Charlotte

Otro de los aspectos que llama la atención de la hija mediana de Kate y Guillermo es su forma de posar. Mientras que George, su hermano mayor, se muestra más tímido y Louis, el pequeño, todavía no sabe posar, ella da muestra en esta foto de su gran desparpajo y de su seguridad a la hora de ponerse delante de un objetivo. Otro fiel reflejo que de los tres hermanos ella es la más segura.

Charlotte

Esto es algo que hemos podido ver en las pocas apariciones que ha tenido Charlotte en los últimos meses. Tanto esta semana cuando acudió junto a sus padres a la tradicional comida de Navidad en Buckingham Palace como en su primer día de colegio, aunque iba muy protegida por los duques de Cambridge, no dudaba en mirar a las cámaras.Y en uno de los eventos a los que acudió este verano sacó su lado más divertido y no dejó de hacer muecas. De esta forma la pequeña se está convirtiendo en la bisnieta de Isabel II con más desparpajo.