Con la llegada de septiembre, Casa Real recupera la normalidad en su agenda oficial. Después de un verano muy atípico en el que los Reyes se han dejado ver más que nunca gracias a su gran cantidad de actos, tanto don Felipe como doña Letizia ya se encuentran al pie del cañón en Madrid. En el caso de la Consorte, desde que comenzó el mes, ha aparecido públicamente en tres ocasiones y todas han tenido un denominador común.

Artículo relacionado

La Reina ha vuelto de las vacaciones tal y como se fue: tirando de fondo de armario. La mujer de Felipe VI ha dejado clara en tan solo tres actos cuál es su estrategia de cara al nuevo curso escolar. Doña Letizia quiere mantener un perfil bajo en lo que se refiere a vestuario y dar una imagen de austeridad y sobriedad. Algo que ya hizo durante su gira por las diferentes comunidades autónomas de España, cuando optó por reciclar conjuntos o estrenar prendas de marcas low cost.

Reina Letizia
GTRES

Desde que comenzó septiembre, la Reina ha presidido tres actos y en ninguno de ellos ha estrenado nada. La mujer de Felipe VI reapareció el pasado miércoles 2 de septiembre en Madrid con una reunión con la Federación Española de Enfermedades Raras (FEDER). Una ocasión para la que defraudó con un look compuesto por una chaqueta en tonos azules con cremallera y unos pantalones culotte de Hugo Boss que ya estrenó en la Misa de Pascua de 2018.

Seis días después, doña Letizia volvía a presidir un acto público con el Rey. Juntos acudieron al palacio de Viana, en Madrid, para celebrar el Día del Cooperante. Entonces eligió una prenda de Zara que estrenó en septiembre del año pasado. Por último, la Consorte ha acudido este jueves 10 de septiembre a una reunión de trabajo en la Asociación Española contra el Cáncer, ocasión para la que ha optado por un vestido de Massimo Dutti que se puso durante la misa del Domingo de Resurrección del año 2019.

Artículo relacionado

Tres actos distintos con tres prendas recicladas con los que la Reina refuerza su imagen de austeridad, al dejar de lado las grandes marcas, no ir de estreno y, además, apostar por la moda española.