Si hay alguien que casi siempre pasa desapercibida en la familia real británica esa es Camilla Parker Bowles. La mujer de Carlos de Inglaterra se caracteriza por su discreción y por permanecer casi siempre en un segundo plano. Pero lo paradójico es que incluso cuando es protagonista se ve eclipsada por otras cuestiones relacionadas con la familia. Si ha habido un acontecimiento que hoy ha ocupado toda la atención en Reino Unido ese ha sido la boda de Beatriz de York. Algo que ha provocado que una fecha como el cumpleaños de la duquesa de Cornualles haya pasado sin pena ni gloria.

Artículo relacionado

Otro acto que ha restado protagonismo a la mujer del heredero ha sido la reaparición de Isabel II en su primer acto oficial tras el confinamiento. Eso sí, pese a que Beatriz e Isabel se han convertido en protagonistas de este viernes, el príncipe Carlos, la reina de Inglaterra y Guillermo y Kate Middleton no han querido olvidarse de la cumpleañera el día en el que sopla 73 velas.

Camilla Parker Bowles

Todos han utilizado sus perfiles de Instagram para compartir bonitos recuerdos con Camilla y para desearle lo mejor en este día tan especial. En la cuenta de Clarence House, la residencia oficial de Carlos y Camilla, han publicado tres imágenes de un evento al que la duquesa de Cornualles acudió hace tan solo unos días en el que lució un favorecedor vestido azul. Una imagen para anunciar su cumpleaños, otra para dar las gracias por las felicitaciones y un vídeo en el que le felicitan han sido las publicaciones compartidas.

Camilla Parker Bowles

Para felicitar a su nuera en este día tan señalado, Isabel II ha elegido una fotografía en la que ambas aparecen mirándose de una forma muy cómplice. La madre y la mujer del príncipe Carlos de Inglaterra están de lo más sonrientes en esta imagen en la que la monarca británica le desea lo mejor y en la que queda demostrado que se llevan a la perfección.

Camilla Parker Bowles

Por su parte el príncipe Guillermo y Kate Middleton ha elegido una fotografía de lo más divertida en la que aparecen junto a Carlos y Camilla. Es una forma de reflejar la buena sintonía que hay entre ellos y con la que dejan ver que ellos cuatro ahora son el núcleo importante de la familia real británica.