Sin contar a Isabel II y teniendo en cuenta la marcha de Meghan Markle de la familia real británica, hay dos mujeres que ahora mismo llevan gran parte del peso de las obligaciones que marca la corona británica. Se trata de Kate Middleton y Camilla Parker Bowles. Una es la mujer del heredero al trono y la otra es la mujer del futuro heredero al trono. Además, ahora que la reina de Inglaterra ha reducido su agenda debido a la pandemia, tanto la duquesa de Cambridge como la duquesa de Cornualles han asumido más responsabilidades y cuentan con más carga de trabajo. Si hay algo que siempre rodea a los Windsor es la enemistad de algunos de sus miembros. Pero en el caso de Kate y Camilla han conseguido crear una gran alianza con la que hacerse fuertes en lo laboral y en lo personal. Y así lo han demostrado en tres videoconferencias en la que las dos han participado.

Artículo relacionado

La mujer de Carlos de Inglaterra y la esposa del príncipe Guillermo han participado en unas charlas con organizaciones benéficas que se dedican a ayudar a los niños, una causa con la que ambas están muy comprometidas. Durante las conversaciones con las personas que pertenecen a estas fundaciones, las dos se han mostrado muy sonrientes y han demostrado que entre ellas existe mucha complicidad. Una unión que desde la familia real británica quieren potenciar y de ahí que hayan decidido hacer esta videollamada común. Es una forma de demostrar que pese a las últimas polémicas que rodean a los Windsor, el núcleo fuerte de la familia permanece unido. Además, a ellas les viene muy bien tenerse como apoyo, y cada vez están forjando una relación más especial.

Kate y Camilla

La llegada de Kate y Camilla a la familia real británica no fue fácil. La primera dejó su vida para pasar a ser una de las mujeres de la realeza europea más analizadas. La segunda llegó a una familia en la que estaba la sombra de Lady Di, y le costó incluso que los hijos de su marido le aceptaran. Estas dificultades hicieron que desde el primer momento se unieran. De hecho Camilla siempre ha ayudado a la duquesa de Cambridge en todo lo que ha podido, aconsejándole sobre todo lo que se va encontrando en su camino. En cada aparición que hacen juntas dan muestra de lo bien que se llevan. Y sin duda esto, además de ser bueno para ellas, es muy positivo para la imagen de la corona británica que tantos altibajos está sufriendo últimamente.