Meghan Markle ha acudido hoy a una mesa redonda sobre la igualdad de género celebrada en el castillo de Windsor. En un principio era un acto al que la duquesa de Sussex iba a acudir en solitario, así lo anunciaba la agenda oficial de los duques de Sussex. Pero… ¡Sorpresa! Cuando Meghan se ha bajado del coche en el que ha llegado al lugar del evento no lo ha hecho sola. El príncipe Harry estaba con ella. El duque de Sussex no tenía programada ninguna actividad para hoy, y no se esperaba que asistiera junto a su mujer a este acto. Pero él ha aprovechado su día libre para tener este bonito gesto con ella. Un guiño en el que hay una clara intención.

Artículo relacionado

Esta ha sido una semana complicada para los duques de Sussex. Hace unos días vio la luz el documental que grabaron durante su viaje a Sudáfrica en el que han hablado sobre varias cuestiones y por el que han recibido muchas críticas, entre ellas algunas de parte de su familia. Isabel II ha retirado la fotografía de los duques de Sussex de una de sus mesitas, el príncipe Carlos se ha mostrado decepcionado con la pareja y el príncipe Guillermo está muy preocupado por su hermano y su mujer. Tal y como decía Meghan en el documental, que Harry y Meghan se tengan el uno al otro es lo más importante para ellos. Y el hijo pequeño de Diana de Gales lo ha vuelto a dejar claro hoy con su presencia en este acto.

Meghan, protagonista

De esta forma ha mostrado que apoya a su mujer y que están más unidos que nunca. Harry, aunque se ha sentado en la mesa principal junto a Meghan, le ha dejado a ella todo el protagonismo. Ha sido la duquesa de Sussex la encargada de tomar la palabra a la hora de hablar un tema con el que está tan comprometida como el de la igualdad de género. Y aprovechando esta cuestión ha agradecido a su marido que le haya acompañado.