Beatriz de York no quiere invitar a Meghan Markle a su boda. Desde hace un año la hija del príncipe Andrés y Sarah Ferguson mantiene una relación muy distante con su primo el príncipe Harry y su mujer. Pero para querer que no formen parte de su vida, son varios los aspectos en los que está imitando a la duquesa de Sussex. Si a la hora de anunciar su compromiso se inspiró en las fotografías que Harry y Meghan utilizaron cuando anunciaron su matrimonio, ahora Beatriz sigue los pasos más rebeldes de la mujer de su primo.

Artículo relacionado

Si hay alguien de la familia real británica que ha roto el protocolo en varias ocasiones esa ha sido Meghan Markle. En los últimos meses ha recibido críticas por su obsesión por la privacidad, por no anunciar el nacimiento de su hijo como marca el protocolo, por celebrar el bautizo de forma íntima entre otros motivos. Y a Beatriz de York parece que no le importa recibir los mismos comentarios negativos, porque en su boda quiere romper el protocolo.

Beatriz de York imita a Meghan

Una de las tradiciones que siguen los miembros de la familia real británica cuando salen de la iglesia ya casados, es realizar un recorrido en coche o carruaje para saludar a los ciudadanos que se agolpan en las calles. Pero Beatriz tiene claro que el día que se case con Edoardo Mapelli quiere una boda discreta y se niega a hacer este paseo. Los Windsor acostumbran a festejar los enlaces en el castillo de Windsor, y aquí la hermana de Eugenia de York también quiere marcar la diferencia. La joven quiere una celebración íntima, en un lugar más acogedor y a la que solo asistan sus seres más queridos. Todavía no se conoce ni la fecha ni el lugar del enlace, pero Beatriz sí que tiene muy claros estos detalles. ¿Qué pensará de todo esto su abuela Isabel II?