Cuando un miembro de una familia real anuncia un compromiso, todo está cuidado al detalle. Los mensajes y fotografías con los que dan la buena noticia no dejan nada a la improvisación. En el modo que ha elegido Beatriz de York para anunciar su próxima boda con Edoardo Mapelli ha habido algo que ha llamado mucho la atención.

Artículo relacionado

Se trata de algo que tiene mucho que ver con Meghan Markle y el príncipe Harry. Las fotografías con las que la hija mayor de Sarah Ferguson y el príncipe Andrés ha hecho público su compromiso, guardan muchas similitudes con las que en su día utilizaron los duques de Sussex.

Una de ellas es el lugar en el que se han tomado las fotos. Beatriz y Edoardo han elegido Windsor como el lugar perfecto para realizar la sesión, mismo sitio que en su día escogieron su primo y su mujer. La diferencia ha sido que mientras los duques de Sussex se hicieron las fotos en Frogmore House, su prima se las ha hecho en Royal Lodge, la casa de su padre.

Entre todas las fotografías que han publicado muchas son en blanco y negro. La misma elección que en su día hicieron Harry y Meghan. De esta forma las imágenes son más elegantes y transmiten más romanticismo.

El lugar y el color no son los únicos elementos que tienen en común las fotografías de las dos parejas. Hasta la forma en la que Beatriz y Edoardo posan es muy similar a la de los duques de Sussex. En especial llama la atención una de ellas en la que Beatriz abraza a Edoardo, muy similar a una que protagonizaron hace casi dos años su primo y su por entonces prometida.

El gran protagonista del día, además de Beatriz y Edo, ha sido el impresionante anillo de compromiso con el que el italiano le ha pedido matrimonio a la hija de los duques de York. Se trata de una pieza diseñada por Shaun Leane, uno de los diseñadores de joyas preferidos de Meghan Markle.