Carmen Borrego es una mujer muy sincera que habla sin pelos en la lengua. Y, claro, cuando eso sucede suele subir el pan. Carmen no faltó a su cita de 'Viva la vida', pese a encontrarse pasando unos días de descanso en Cádiz, junto a su marido, José Carlos Bernal. Y como siempre, la hija menor de María Teresa Campos fue muy clara en sus respuestas. La noticia del día de ayer, cómo no, fue el reencuentro entre María Teresa y Bigote en la estación de tren de Málaga, después de dos meses sin verse, ya que el humorista estaba en Chile arreglando ciertos asuntos personales y familiares.

A la hija menor de María Teresa Campos la idea de que su madre se case con Bigote Arrocet no le seduce en absoluto. Luis Rollán le preguntó por ese asunto y Carmen, sincera como siempre, respondió: "Estoy convencida de que me van a poner verde por lo que te voy a contestar".

Artículo relacionado

"Yo quiero que mi madre sea feliz con Edmundo, que él sea feliz con mi madre, pero creo que no es necesario una boda. Por supuesto, si ellos quisieran, yo lo aceptaría. Pero en principio no soy partidaria de una boda, no te voy a mentir", afirmó Carmen. Tras sus palabras se formó un considerable revuelo en el plató.

Las explicaciones de Carmen tampoco terminaron de convencer a sus compañeros cuando estos le preguntaron el porqué no creía necesaria una boda. "Entiendo las bodas entre gente más joven, que van a estar juntos muchos años... también las bodas entre aquellos que quieren tener hijos, aunque yo me he casado y no con la intención de tenerlos, pero me he casado mucho más joven que mi madre y espero que me dure para toda la vida. De momento, soy muy feliz y espero seguir siéndolo. Y creo que cuando uno es más mayor se puede tener una relación estupenda sin la necesidad de casarse. Pero repito, si deciden casarse, yo seré su dama de honor".