No ganó 'Supervivientes', pero se trajo de Honduras muchas experiencias, algunas buenas, otras menos buenas, y, entre ellas, una ilusión con nombre y apellidos: Lara Álvarez, la presentadora que, desde Honduras, alentaba a los concursantes y, si era preciso, los reñía si se saltaban las normas. "Lara tiene enamorado a todo el país y yo soy parte de él", reconoció Albert Álvarez en una de las galas en directo.

Albert habló en exclusiva para Lecturas y nos confesó que Lara "es una chica encantadora, una persona maravillosa y muy profesional. Allí estás fuera de tu familia, y ella siempre te saca una sonrisa". El pertiguista catalán solo tiene palabras buenas para ella y, por supuesto, no renuncia a volver a verla.

Artículo relacionado

Quizá podría invitarla a una cena romántica, a lo que el atleta nos contestó: "Me encantaría volver a hablar con ella y compartir nuestras impresiones del programa. Sí, tengo que invitarla a una cena". Y para que Lara no pueda negarse, Albert lo tiene clarísimo. "...¡Y no va a poder rechazarla porque me ha visto pasar mucha hambre!". Eso es cierto, una de las secuelas que le han quedado de la isla es la ansiedad cuando siente la más mínima sensación de hambre. Además, perdió 15 kilos.

Según Albert, no está enamorado. "No estoy enamorado, pero es una chica encantadora. Le tengo mucho aprecio", admitió.

Que Albert es un chico muy muy guapo salta a la vista. Además en 'Supervivientes' hemos podido ver su fortaleza física y mental, pero algo le pasa a la hora de encontrar pareja. "No sé cuál es el problema. He tenido mucha suerte a la hora de encontrar chicas, pero no la suerte o la habilidad de poder conservarlas". Albert busca en ellas "a alguien familiar y de valores fuertes, una persona idealista e íntegra y no solo con buen físico". Vamos, que es muy exigente. "Soy bastante exigente a la hora de fijarme en alguien, ha de ser una persona especial".