El pasado dos de mayo, Carla Barber dio a luz al pequeño Bastian. La doctora en medicina estética se ha convertido en madre primeriza y está disfrutando al máximo de sus primeras semanas junto a su bebé: "Enamorándome a cada segundo que pasa más de ti. Has pasado a ser lo que más quiero en el mundo. Las horas del día se convierten en segundos cuando te miro y no existe amor suficiente para explicar todo lo que siento por ti", escribía recientemente en redes sociales instalada ya en su domicilio. Carla ha hecho partícipes a todos sus seguidores de sus nueve meses de embarazo y ahora, tras el nacimiento de su primer hijo, ha querido seguir compartiendo detalles públicamente, como por ejemplo, la afección congénita que podría haber heredado Bastian de su madre.

Artículo recomendado

Carla Barber, instalada en casa, confiesa cómo están siendo los primeros días con su bebé

Carla Barber, instalada en casa, confiesa cómo están siendo los primeros días con su bebé

Según ha explicado Carla Barber a través de su perfil oficial en redes sociales, Bastian tiene el tubérculo de Darwin, es decir, un engrosamiento cartilaginoso del borde de la oreja, un vestigio de la oreja puntiaguda de los primates, tal y como han explicado los expertos.

"Respecto al bultito que tiene en la oreja, se llama tubérculo de Darwin y no es un quiste ni nada que se tenga que quitar. Es hereditario, lo tiene mucha gente y mi pequeñito lo ha heredado. Además, lo tiene en la misma oreja que yo", ha explicado Carla Barber para su millón de seguidores en redes sociales

carla barber

Carla Barber muestra el tubérculo de Darwin que padece tanto ella como su hijo.

Instagram @dr.carlabarber

Artículo recomendado

Carla Barber muestra su barriga tan solo tres días después de dar a luz a su hijo Bastian

Carla Barber muestra su barriga tan solo tres días después de dar a luz a su hijo Bastian

Carla Barber ha estado actualizando casi al minuto toda la vorágine de sensaciones que ha experimentado desde el día del parto y Bastian se ha convertido en su máxima prioridad a día de hoy. La que fuera pareja de Diego Matamoros cree firmemente que Bastian lo ha heredado pero no hay pruebas concluyentes que lo liguen a la genética. Eso sí, según recoge un estudio de la Universidad de Alcalá de Henares realizado en el año 2015, es una característica que puede estar presente casi en el 18% de la población pero no tiene ninguna funcionalidad.