Anabel Pantoja no ve el momento de abandonar el apartamento de 'Sola/Solo'. Para darle un chute de energía en esta aventura que se le está poniendo cuesta arriba a la sobrina de Isabel Pantoja, la producción del programa le ha regalado con la inesperada visita de Irene Rosales.

La colaboradora y la mujer de Kiko Rivera se fundían en un cariñoso abrazo y Anabel no tardaba en romper a llorar con la sorpresa: "Esto no es un cachondeo. Quiero volver a casa, son muchísimas horas", manifestaba con evidente disgusto. Ante estas palabras derrotistas, Irene ha intentado en todo momento animar a su 'prima': "Te tienes que dar tiempo para adaptarte. ¡Aguanta!, eres una privilegiada por estar aquí".

Artículo relacionado

Anabel Pantoja e Irene Rosales

La colaboradora de 'Viva la vida' le ha recordado que en casa están conectados al 24 horas del programa: "Llevo a las niñas al colegio y ya me enchufo contigo. Nos reímos mucho", afirmaba a la vez que le contaba que el resto de la familia había pasado el fin de semana en Cantora junto a Isabel Pantoja. Sin embargo, a lo largo de los minutos que ha durado la visita Anabel ha dejado constancia a Irene que lo que realmente le preocupa es cómo se está viendo su participación en el exterior. "Hay mucha gente que ha apostado por ti. Ves poniéndote retos".

Anabel Pantoja

A pesar de las palabras de aliento de la mujer de Kiko Rivera parece que no han convencido a Anabel: "Hoy me voy a acostar y a ver cómo me levanto mañana", comentaba haciendo referencia a su inminente abandono solo siete días después de estrenar el piso de 'Sola/Solo'. ¿Abandonará el programa? Habrá que esperar a este lunes para conocer la decisión final de Anabel.