Parecía que Ana Obregónhabía recuperado de nuevo la sonrisa tras el fallecimiento de Álex Lequio hace ya más de diez meses, pero a pesar de que ha luchado con todas sus fuerzas por sobreponerse a su pena, los recuerdos no dejan de inundar su cabeza. Hace apenas una semana, la actriz recibía el premio Yago de Honor, uno de los galardones más especiales en homenaje a su trayectoria profesional... Pero, hoy, ha inaugurado la Semana Santa y ha destapado públicamente el motivo por el que esta fecha supone un punto de inflexión tanto en su vida como en la de su familia.

Artículo relacionado

"No me gusta la Semana Santa. Recuerdos que me rompen aún más por dentro. Hace tres años en Semana Santa te diagnosticaron cáncer y el año pasado en el hospital me diste la lección de vida y amor más dura que nadie pueda imaginar", ha escrito Ana Obregón a través de Instagram destapando, una vez más, la herida irreparable que le dejó Álex Lequio tras su fallecimiento.

"Dicen que la cicatriz es el lugar por donde entra la luz. Me imagino que algún día mi corazón , cuando deje de sangrar lágrimas, cicatrizará y ese día renaceré llena de tu luz", ha continuado la bióloga dejando constancia que su hijo está presente en cada segundo.

ana obregón

Ana Obregón confiesa el por qué no le gusta celebrar Semana Santa.

Instagram @ana_obregon_oficial

Además, ha dado pequeñas pinceladas de cómo es su día a día sin Aless: "Mientras tanto leo, medito, me desmaquillo la cara y el alma y te echo insoportablemente de menos. Pero tengo las fuerzas suficientes para desearos (a pesar de todo lo que estamos viviendo) una Semana Santa llena de amor y salud", rematado sumida en un profundo dolor.

Artículo relacionado

El próximo 13 de mayo del 2021, se cumple el primer aniversario de la muerte de Álex y no hay día que Ana Obregón y Alessandro Lequio recuerden a su hijo. Juntos, se han enfrentado a un doloroso duelo y van a estar unidos de por vida por él.