Las risas que compartían Ana Obregón y Alessandro Lequio en uno de los peores momentos de su vida, sin duda, reconfortan a la expareja. Ejemplos a seguir por cómo afrontaron la enfermedad de su hijo Álex. Siempre positivos y tratando de ayudar a todo el mundo que pasaba por un trance tan duro como el suyo, la presentadora y el colaborador se unieron más que nunca.

Artículo relacionado

Es un momento tremendamente tierno si tenemos en cuenta la carga que llevaban encima. Alessandro Lequio compartía hoy un vídeo grabado en Nueva York mientras hacían frente al tratamiento que estaba recibiendo su hijo Álex. El colaborador combinaba estancias junto a su ex y su hijo con sus obligaciones profesionales y personales en España. Un ir y venir que hizo que todo fuese especialmente duro.

Entre las risas de Ana Obregón, que grababa a su ex intentando averiguar como poner la tabla de planchar, se nota el entendimiento que reinaba -y reina- entre ellos. Era un momento duro, muy difícil, pero lo encaraban con alegría y mucho humor. Tal y como su hijo Álex le gustaba que fuese todo. El joven imprimió su impronta en la forma de luchar contra el cáncer y de implicar a su familia. Una lección que pocos olvidarán.

Su gran apoyo

Ana Obregón encontraba en Alessandro Lequio a su gran apoyo. La presentadora, preocupada por sus padres y su familia, tiene en el colaborador a la persona que más le ayuda en estos momentos. También María Palacios, pareja de Lequio, ha estado a su lado en este trance. Ana aprovecha todo momento para poner de relieve el papel que el colaborador ejerce en su día a día. La actriz también ha compartido este recuerdo tan especial.