Adara Molinero es la justa ganadora de 'Gran Hermano VIP 7'. Tras protagonizar el CARPETAZO por excelencia de la edición con Gianmarco Onestini y romper con Hugo Sierra, el padre de su hijo, en pleno directo la joven ha seguido dando que hablar días después de su salida de Guadalix de la Sierra. La madrileña se ha abierto en canal para contar cómo ha sido su vuelta a la realidad y desvelar secretos de su vida privada que han sido desconocidos hasta ahora. Tras su entrevista en exclusiva para 'Lecturas', la flamante ganadora del reality ha ido desgranando nuevos detalles...

Artículo relacionado

Yo tengo vergüenza de mi cuerpo. Tengo complejo. Me da vergüenza, no debería estar diciendo esto porque él luego se aprovecha", le ha contado a María Patiño que se ha quedado con los ojos abiertos ante las confesiones de Adara. "¿Quién se aprovecha?", ha querido saber la presentadora. "No sé... El sexo me da vergüenza", le ha respondido con total sinceridad.

También, ha querido explicar todas y cada una de las complicaciones que ha tenido desde que dio a luz a su hijo Martín: “Cuando di a luz me desgarré totalmente, de arriba abajo. El médico me cosió muy mal y tuve que ir a que me lo arreglaran”.

Este tema ha dado mucho que hablar durante los tres meses que ha estado encerrada en Guadalix de la Sierra. Ella misma fue la que le contó al Maestro Joao los problemas que tenía con Hugo Sierra para mantener relaciones íntimas: "Hugo no quería hacer el amor conmigo. No entiendo por qué no quiere acostarse conmigo. Me decía ‘vete a la mierda"... Pero el ganador de 'GH Revolution' quiso explicar los motivos y es que su chica se había sometido a una labioplastia vaginal ya que tras dar a luz su vagina no se había quedado bien, unas palabras confirmadas por Pilu, tía de Adara.

Adara está recuperando el tiempo perdido con su bebé e intenta que, poco a poco, todo vuelva a la normalidad.