Ha sido uno de los aspectos más comentados del paso de Adara por 'GH VIP'. La ganadora del concurso entró en la casa dejando a un bebé muy pequeño en casa. A lo largo de semanas y semanas, la ex gran hermana prefería mantenerse en silencio acerca de su pequeño, causando no pocas reacciones en el exterior. ¿Por qué quiso mantenerse en silencio? ¿Cómo aguantó tantas semanas alejada de los suyos? Adara narra en exclusiva para 'Lecturas' cómo pudo soportar estar tan lejos de su hijo...

Artículo relacionado

Antes de entrar, hablé con mi psicóloga y me dio herramientas para llevar mejor el estar separada de mi hijo”. Adara se abre en canal en exclusiva para 'Lecturas' acerca del trago más duro que ha tenido que pasar en 'GH VIP'. “Me ayudó mucho”, explica la ganadora del concurso. Adara decidió aferrarse a la experiencia para poder superarlo. “Trabajo por él. Pensaba en él de forma constructiva”, asegura para 'Lecturas'.

Todos los días pensaba en él y me he sentido destrozada por dentro, por no estar con él”, se sincera con el corazón en la mano. Para la concursante era más sencillo no nombrarle y que nadie le preguntase, así podía continuar concursando sin venirse abajo. Joao, íntimo de Adara, así lo explicó también. Eso sí, en todo momento, su hijo fue su motor para poder ir superando día a día hasta llegar hasta la final. ¡Y lo consiguió!

Una vuelta complicada

Tras la salida de la casa, Adara no se separa de su pequeño en ningún momento. La ex gran hermana se ha instalado de nuevo en Palma de Mallorca, su hogar, para estar con su hijo. Mientras tanto, intenta poner orden a todos los frentes que le esperaba en la vida fuera d Guadalix.