La formada por Gonzalo Montoya y Susana Molina es una de las parejas de ‘La isla de las tentaciones’ que rompieron tras su paso por el programa. Con la relación tocada por la rutina y la monotonía, se embarcaron en 2019 en la aventura y parece que el programa, en lugar de ser una solución para su relación fue el detonante de su ruptura. Con su paso por 'La isla de las tentaciones’ Susana descubría a un Gonzalo que no era el que conocía, algo que parece haber tenido mucho que ver en su ruptura.

Artículo relacionado

En ‘Viva la vida’ han querido conocer de cerca los orígenes de Susana Molina y para ello se han desplazado hasta Murcia, donde residía antes de trasladarse a Sevilla a vivir con Gonzalo tras enamorarse de él en ‘Gran Hermano’. Y aunque parece que Susana no se daba cuenta de algunas de las actitudes de su ya exnovio, su entorno sí veía cosas que no gustaban demasiado. La abuela de Susana ha sido una de las personas que ha hablado para el programa y ha confesado que a ella Gonzalo no le gustaba para su nieta. Entre otras cosas porque le veía una persona "infantil" y que no tenía buen perder. Algo que ha hecho que tampoco le haya sorprendido demasiado que la murciana y el sevillano hayan terminado separados.

Susana Molina

La abuela de Susana no es la única de su entorno que piensa así. Algunos de los vecinos que durante años han visto convivir a la pareja también piensan que no pegaban "en absoluto" y que la actitud de Gonzalo con su pareja era distante y poco cariñosa. Para ellos lo más importante ahora es que Susana esté bien, y algunos incluso se alegran de la ruptura porque creen que a ella le va a permitir evolucionar.