Cómo evitar el desgaste de las articulaciones

Si empiezas a cuidarlas ahora y eres constante, evitarás lesiones en el futuro y contribuirás a prevenir la aparición o el avance de la artrosis

Cómo evitar el desgaste de las articulaciones

6 de abril de 2016, 12:56

Se calcula que alrededor de 8 millones de españoles padecen algún tipo de enfermedad reumática que afecta a las articulaciones, la zona de unión en los extremos de los huesos. Es cierto que hay aspectos que influyen en el deterioro de este tejido y que no puedes controlar (como los antecedentes familiares o el ir sumando años), pero también hay muchas otras cosas que puedes hacer –y cuanto antes empieces mejor– para evitar su desgaste. Te damos las claves para lograrlo.

Para que no se carguen

Si tienes en cuenta estas recomendaciones, mantendrás jóvenes tus articulaciones por más tiempo. Piensa
si…

  • ¿Te sobra algo de peso? Plantéate recuperar tu línea: con solo tener un 20% de sobrepeso se multiplica por diez el riesgo de que el cartílago (el tejido que hace de 'cojín' entre las articulaciones) se deteriore causando artrosis. Y es que estas son las que acaban 'soportando' todo este peso extra.
  • ¿Te levantas con dolores? Un colchón demasiado blando que haga que tu espalda se curve ligeramente puede causar molestias articulares en esta zona. Elige uno que sea firme y opta por somieres de láminas. Además, para evitar esas molestias, lo más adecuado es dormir de lado con las rodillas ligeramente flexionadas.
  • ¿Sueles salir a correr? Ten en cuenta que al realizar este deporte tus pies impactan con el suelo con fuerza y eso, a la larga, puede afectar a las rodillas. Para suavizar el 'golpe' elige zapatillas con suelas gruesas y, si no llevan amortiguación, coloca taloneras de silicona.
  • ¿Pasas muchas horas sentada? Procura que el asiento sea alto y que tenga el respaldo recto o con una curva en la zona lumbar. Lo que menos conviene son los asientos o sofás muy blandos, que incrementan la presión en las articulaciones.

Movimientos adecuados

Hacer cada día ejercicios para movilizar manos, caderas, rodillas y cervicales (realizando movimientos lentos y controlados) ayuda a mantener lubricadas las articulaciones, pero repetir otros demasiadas veces puede causar su desgaste. Si no puedes evitar esa repetición (al coser, limpiar, teclear…), intenta no hacerlos de forma brusca e intercala periodos de reposo.

Ejercicios suaves que te ayudarán

Haz 15 repeticiones de estos movimientos cada día para 'lubricar' las articulaciones:

  • Rodillas. Túmbate y lleva las rodillas hacia el abdomen. Después eleva las piernas de forma alterna.
  • Cervicales. Inclina con suavidad la cabeza hacia delante y hacia atrás. Luego gírala hacia los lados.
  • Manos. Cierra los puños y haz movimientos circulares, primero a la derecha y después a la izquierda.

Jengibre para aliviarlo

Es antiinflamatorio y analgésico y por ello resulta ideal para aliviar el dolor que afecta a las articulaciones. Cuando sufras molestias, puedes añadir jengibre a tus comidas o también preparar infusiones con su raíz.

Loading...