Advertisement

Te damos las opciones

Busca el yoga que mejor se adapta a ti

Te ayuda a relajarte, a mantenerte en forma, a perder peso... Existen varias clases de yoga, encuentra la tuya

Busca el tipo de yoga que mejor se adapte a ti

30 de noviembre de 2017, 15:01

Practicar yoga siempre es beneficioso sea cual sea tu edad y condición física, pues, independientemente de la modalidad que elijas, se trata de una técnica que se adapta al practicante y cuya finalidad última es conectar cuerpo y mente. No obstante, y ante la gran demanda de esta práctica en Occidente, se han desarrollado diferentes tipos de yoga adaptadas a las 'necesidades' de nuestro día a día: los hay más centrados en la relajación, en los estiramientos, en la corrección postural, en la respiración... Por eso, si quieres iniciarte en esta práctica que tantos beneficios a todos los niveles puede aportarte, te ayudamos a saber de qué te hablan cuando utilizan ciertos términos (hatha, iyengar, ashtanga...) y en qué hacen especial hincapié.

  • Hatha. Quizás es el método más conocido y más extendido y seguro que te lo han recomendado porque resulta más "suave". Se trata de una combinación de posturas (asanas) con ejercicios de respiración (pranayama). Resulta muy relajante y las posturas se mantienen durante unos segundos para estirar los músculos y ganar flexibilidad. Es una buena opción para iniciarse.
  • Kundalini. También es muy conocido y resulta mucho más intenso que el hatha. Sus clases se centran en 'kriyas' o secuencias de ejercicios que tienen un objetivo terapéutico. Incluyen también prácticas de "respiración de fuego" (inhalar y exhalar aire por la nariz de forma rápida y energética mediante contracciones abdominales) y se recitan mantras.
  • Sivananda. Las clases suelen ser más largas de lo habitual, pues incluyen más elementos. Suele iniciarse con unos minutos de relajación, seguidos por un breve calentamiento, ejercicios de respiración y práctica de posturas o asanas. Se acaba con unos minutos de meditación y el canto de mantras. Se centra más en la parte espiritual, por eso se recomienda para quienes buscan un conocimiento más profundo de sí mismos, paz interior y relajación.
  • Iyengar. Seguro que si alguien te habla de esta práctica te la describirá como el "yoga de los estiramientos" para alinear la postura. Es perfecto si necesitas corrección postural porque sufres de dolores de espalda e, incluso, para recuperarte de ciertas lesiones. Se trata de realizar diferentes posturas y mantenerlas durante más tiempo que en otros tipos de yoga; para facilitar el mantenimiento de las posturas se utilizan cojines, cuerdas, cintas... Es un yoga muy "explicativo", el maestro o la maestra suele detallar en qué consiste y para qué sirve cada una de las posturas que se realizan.
  • Ashtanga. En sus clases se van encadenando una serie de posturas sincronizadas con una respiración muy energética que provoca una gran calor interno que ayuda a eliminar toxinas. Se trata de clases muy dinámicas, por lo que es un yoga para personas avezadas en esta práctica y que se planteen nuevos retos. Existe una variante americana que es un poco más libre que el ashtanga, es el vinyasa, dependerá del profesor o profesora que las clases sean más físicas o meditativas. El vinyasa es una buena opción si necesitas ponerte en forma.
  • Bikram. La curiosidad de este tipo de yoga es que se realiza en una sala que debe estar a 40º de temperatura, por lo que si no toleras el calor, puede que no te resulta muy conveniente. Se trata de realizar una rutina fija de 26 posturas. La finalidad es que los músculos se calienten deprisa, de manera que se sude más y, por tanto, aumente la eliminación de toxinas. También es un tipo de yoga que eleva el ritmo cardiaco.

Cada vez son más las personas que hacen de la práctica del yoga una forma de vida. Por este motivo, hay quien aprovecha sus días de descanso o vacaciones para profundizar en su conocimiento y buscar sus raíces. Si ese es tu caso, en booking.com puedes encontrar algunas propuestas interesantes como una estancia en un centro de yoga en diferentes regiones de la India, incluso puedes practicar yoga en Estados Unidos, Tailandia, México e Indonesia.

Si quieres profundizar y buscar las raíces

La finalidad del yoga es buscar la unidad de mente, cuerpo y espíritu. En una misma clase puedes encontrar personas inexpertas y practicantes experimentados, jóvenes a quienes les cuesta mantener ciertas posturas y personas más mayores con una gran elasticidad... Esta también es la esencia del yoga, evitar compararse con los demás, conocer el propio cuerpo y saber cuándo se siente cómodo y cuándo lo estamos forzando. La práctica nos hará ganar fuerza y flexibilidad, siempre desde nuestras posibilidades. Además de la parte física, la faceta espiritual del yoga ayuda a sus practicantes a mantener alejado el estrés de sus vidas, lo que aumenta enormemente su calidad de vida.

Loading...